9 de julio de 2012

Mapas de contaminación lumínica

La contaminación lumínica (polución lumínica según diversos autores), es un problema que afecta a España entera.

El creciente aumento de las grandes urbes, propiciado por la gran iluminación de infraestructuras que vivimos en España es un gran generador de contaminación de este tipo, la cual ilumina tanto el cielo que hace imposible ver las estrellas más débiles.

La polución en las grandes urbes (como Valencia, Barcelona, o Madrid), llega a polucionar a una distancia de 60 a 120 kilómetros, (la contaminación madrileña llega a Guadalajara y casi Cuenca).

Esto, a parte de dificultar la observación en las ciudades y sus inmediaciones, indirectamente la dificulta en mayor o menor medida en las pequeñas poblaciones.

Habiendo visto que la contaminación afecta tanto a las ciudades como a los pequeños pueblos, nos preguntamos, ¿hay algún lugar poco polucionado para poder observar?

Es una buena pregunta, España es muy grande, pero afortunadamente tenemos una serie de mapas lumínicos que nos pueden ayudar y mucho:

Mapa Contaminación Lumínica en España
Mapa Contaminación Lumínica España (Google Earth) (pinchad la primera foto de allí).

El color blanco es el color típico del centro de una ciudad, las estrellas visibles rondan de 0 a 50, la estrella más débil visible a simple vista es de 2ª y 3ª magnitud. 

El color magenta: las constelaciones empiezan a ser reconocibles, las estrellas visibles van de 50 a 100. La contaminación lumínica es mayor que una Luna llena. La estrella más débil visible a simple vista es de 4ª magnitud.

El color rojo, las estrellas visibles son de 100 a 200, las constelaciones son reconocibles, algunas estrellas suplementarias (que no forman figura en su constelación) podrían ser visibles. Se ven estrellas hasta la magnitud 4,5. Podemos observar con telescopio.

El color naranja, indica que las estrellas visibles varían de 200 a 250, como en los niveles anteriores, hay un índice de contaminación lumínica muy alto, pero pueden haber huecos oscuros en el cielo, sobre todo si nos remontamos al cénit).  Se ven estrellas hasta la magnitud 4,8 - 5.

El color amarillo, es el más normal para los pueblos, indica que las estrellas visibles varían de 250 a 500, la contaminación lumínica va descendiendo, se ve la Vía Láctea (una barra que recorre todo el cielo). Se ven estrellas desde la magnitud 5 hasta la 5,8. 

El color verde, un cielo oscuro, el cielo oscuro del que hablan los libros. Se ven de 500 a 1000 estrellas, la Vía Láctea es evidente, hay contaminación, pero no excesiva. Se ven estrellas de magnitud 6 - 6,3.

El color cián: la Vía Láctea es bien visible, la contaminación es reducida, el cielo es estrellado, se ven de 1000 a 1800 estrellas. Tenemos el color azul, que indica que casi no hay contaminación lumínica; se empezarían a ver detalles de la Vía Láctea, hasta 3000 estrellas visibles. Se ven estrellas de la magnitud 6,5. La Luz Zodiacal empieza a verse.

El color azul oscuro, significa que las estrellas visibles son hasta 5000, la Vía Láctea visible con buen detalle, y encontramos contaminación en muy pequeños puntos, que no dificultan la visión, la luz Zodiacal aparecerá siempre. Se ven estrellas hasta la magnitud 6,8.

El color negro  cielo puro, cielo negro, la contaminación lumínica es nula, la Vía Láctea posee detalles, se pueden ver nebulosas a simple vista. La Vía Láctea puede reflejarse en el suelo. La Luz Zodiacal es bien visible. Se ven estrellas por encima de la magnitud 7.

- Bien, con estos mapas tenemos algo claro: los mayores huecos negros, cian o azules oscuros, salen en Teruel, la serranía salmantina, Extremadura, la serranía jiennense, los puntos pirenaicos, o la serranía Conquense, como vemos, son lugares poco poblados, altos o directamente despoblados, y lejanos a puntos de contaminación evidentes.


Parece ser que el mapa no se equivoca (serranía Cuenca).


Como hemos visto, sacamos en claro que las zonas próximas a las grandes urbes son muy afectadas lumínicamente, de hecho haré un artículo explicando esto en los próximos días, aunque alguna zona queda libre (como el interior valenciano, en los pueblos y aldeas dispersos), en los cuales parece increíble pero cierto ver la Vía Láctea.

Como hemos visto, los mejores sitios andan en lugares muy altos, bien posicionados, despoblados o con pocas luces y sobre todo en serranías o puntos que tapan (con montañas en este caso) las fugas de luz. Están dispersos en España, pero no hace falta irse más allá de 100 kilómetros de tu posición para encontrar algo medianamente oscuro, de hecho, esos lugares que los libros claman como oscuros, en el mapa pertenecerían al color verde. Siempre y que te sepas mover, pese al gran problema que es la contaminación en España, lograrás encontrar un buen cielo.


En los próximos días haré una lista con los mejores cielos a los que he tenido acceso, y haré un artículo con la contaminación lumínica que sufrimos, no obstante si queréis tratar de otros temas que os gusten, podéis sugerirlo sin problemas poniendo un comentario.

Fuente: Avex, gracias a Fisiozonet por su material fotográfico.