20 de julio de 2012

Fenómenos celestes - Noche polar

Como ya hicimos durante todos estos días con las Auroras Boreales y el Sol de Medianoche, os volveremos a hablar de otro fenómeno celeste, en este caso la Noche Polar. El más extraño de todos los fenómenos celestes.

¿En qué consiste? ¿Por qué se produce?


La noche polar consiste en un fenómeno totalmente natural, por medio del cual el Sol se hace invisible durante todo el día, nunca sale durante un tiempo. 



Este fenómeno se produce nuevamente por la inclinación de la Tierra. En invierno, la Tierra está reclinada hacia detrás; el Polo Norte, si ya de por sí se aleja de los rayos solares, éstos, dada la alta latitud a la que se encuentran (90º), les hace imposible llegar hasta ese punto, produciéndose así una noche permanente. Es un fenómeno totalmente contrario al Sol de medianoche. Aunque ojo, no en todos los lugares donde ocurre Sol de medianoche ocurre la Noche Polar, ya que ésta es mucho más difícil de darse.

Tipos:
Existen tres tipos de Noches Polares, debido a que en este fenómeno influye el crepúsculo solar, únicamente hay un Sol, pero hay muchos tipos de crepúsculos, por ello es necesario diferenciar.

Todas las fotografías están tomadas de día o amaneciendo



- Noche polar civil:  Este tipo tiene que ver con el crepúsculo civil. En este tipo, se considera noche Polar si el Sol está por debajo de los 0º a los  -6º bajo el horizonte, ya que el Sol es tan brillante que puede irradiar su luz bajo el horizonte; en el caso de cumplirse las condiciones que hemos dicho, se dice que no hay crepúsculo civil. 


Obsérvese la hora del reloj

- Noche polar náutica: Este tipo tiene que ver con el crepúsculo náutico. En este tipo se consideraría noche Polar si el Sol está por debajo de los -6º a -12º bajo el horizonte, ya que como anteriormente hemos dicho, el Sol irradia mucha luz, aún bajo el horizonte. En este caso el Sol sería aún visible, muy débilmente, sólo en una zona del cielo, ya que estaría tan bajo que irradiaría poca luz. Se le llama náutico porque muchos navegantes se guiaban en estas condiciones por los mares.



- Noche polar astronómica: Este es el tipo que todos entienden por noche Polar, el más difícil de conseguir y el "más puro". Se consigue cuando el Sol está por debajo de los -12 ó los -18 grados bajo el horizonte.. En este caso el Sol no puede irradiar la suficiente luz como para hacerse visible a tan baja altitud. En los sitios con noche polar astronómica se bautizó el fenómeno como "Noche Polar", ya que originalmente la noche polar astronómica se daba sólo en los Polos, y por ello lo de "Polar".

Visibilidad y observación:

La noche polar civil se diferencia en el Sol de medianoche en que éste es visible desde latitudes algo por debajo del círculo polar ártico, sin embargo, la Noche Polar es únicamente visible varios grados por encima del círculo polar ártico (y en adelante).



- La noche polar civil es visible por encima de los 72º grados de latitud (usualmente incluso en los 70º), no obstante en los días nublados, en latitudes próximas a los 70º, la afluencia de luz es mucho menor y puede parecer que hay noches polares consecutivas. Se dan en Noruega, como en el archipiélago de Svalbard, punto más septentrional del país, donde dura 2 meses. También en algunas partes rusas también se da, aunque de 20 a 35 días, dependiendo del lugar.



- La noche polar náutica es visible por encima de 78º, aunque visible en latitudes en torno a 75º si el cielo está muy nublado (en cuyo caso parece no haber luz), aunque no sería propiamente una noche polar. Estas latitudes no están pobladas. Únicamente se da en lugares como el archipiélago Svalbard o en el mismo Polo Norte.



- La noche polar astronómica es visible algo por encima de 84º donde no hay ninguna porción terrestre (isla o archipiélago), ya que el lugar más septentrional de tierra firme existente en el hemisferio norte está situado en 83º. En este caso, es visible en el océano ártico.

Efectos en la salud:



La noche polar produce efectos más dañinos que el Sol de medianoche. En los sitios con noches polares civiles y/o náuticos, apenas se puede salir en un día, hay carencias de nutrientes solares y de melanina en la piel. Esto se agrava sobre todo en los lugares de noche polar náutica, donde la afluencia diaria de luz es mínima, se pueden llegar en ambos casos a enfermedades mental, como depresiones, ya que la apabullante oscuridad del día, no anima al organismo ni lo activa mentalmente.



También puede dar lugar a enfermedades como diversos tipos de locuras mentales o solipsismos, donde uno llega a creer que sólo existe él mismo.

Esperemos que os haya gustado la publicación de hoy sobre este fenómeno celeste. No olvidéis aportar vuestra opinión dando vuestra reacción o poniendo un comentario. 

Si tiene éxito, continuaremos con esta "saga".
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal