24 de diciembre de 2012

¡Astronomía a tu Alcance os desea Feliz Navidad a todos!




Saludos y buenos días queridos lectores, en un día como hoy, el 24 de diciembre del 2012, víspera del día de Navidad y día de nochebuena, un día de felicidad, unión, buenas obras, disfrute y amor, Astronomía a tu Alcance os felicita de corazón, y os desea que paséis lo mejor posible las Navidades.


Las Navidades para todos nosotros presentan una gran oportunidad para reunirnos entre nuestros familiares, para unirnos en sentimiento, para ser felices, los más pequeños con sus regalos y con la llegada de Papa Noel con sus presentes por su ejemplar comportamiento, y de los mayores con volver a ver a la familia, de pasar ratos juntos y de disfrutar de la alegría de los más pequeños al recibir este día.



Es un gran día de buenas obras, de compartir, de hablar, de ayudar, un día de felicidad, en el que, aunque uno no crea (por ejemplo, yo no creo), puede pasárselo incluso mejor, respetando y compartiendo con los demás, disfrutando de este día que tanto une a las personas, y que, religiosas o no, siempre sacan una sonrisa por poder disfrutar, año tras año, de esta festividad, de compartir sus bienes, de regalar alegría y presentes a todos ellos, de sentarse de nuevo con la familia, un año después.



Es un día de amor, en que buscamos la felicidad propia, de la familia, de todos los que nos rodean, de las sonrisas, del pasárselo bien, de disfrutar esos ratos juntos, de hacer felices a los más pequeños y darles al menos un día de felicidad, de disfrute, de alegría y de inquietante espera al año, en el que el resultado final siempre sea una ilusión ejemplar.



Por todo ello, Astronomía a tu Alcance les desea una feliz Navidad y unas felices fiestas a todos ustedes. ¡Que disfruten, lo pasen bien, sean felices y, claro está, que os traigan muchos regalos a todos!


¡FELIZ NAVIDAD de nuestra parte! ¡Felices fiestas! ¡Disfrutad con los vuestros en esta gran época de celebración!

23 de diciembre de 2012

Fin del Mundo 2012 - ¡No ocurrió nada! ¿Cómo fue para todos nosotros?

Con esta entrada toca fin la saga del Fin del Mundo 2012, una saga bastante activa, con muchas visitas, comentarios y actividad en la web y en las redes sociales, que nos ha gustado escribir para todos vosotros, y con la que hemos cumplido de sobra nuestro objetivo de informar.


Al final, como vimos, no ocurrió nada. Fue un día normal y corriente como otros muchos, tal y como nosotros auguramos. Desde nuestro punto de vista, el día del Fin del Mundo, tal y como hemos dicho siempre, no era más que un día normal. Si hubiera sido un único vaticinio, un único día, pues sí que hubiera sido objeto de nuestra preocupación, pero no ha sido una fecha aislada. Hasta un niño de 10 años ha sobrevivido a varios fines del mundo, por lo que, no es una fecha aislada, no es una fecha que se repita una vez cada siglos ni un único vaticinio: es una suposición que prácticamente, de manera anual se realiza (para el 2014 ya hay otro fin del mundo del que ya hablaremos).


Desde nuestra opinión los medios de comunicación de masas difundieron de manera indebida la noticia, cosa por la cual se quejaba un usuario que opinó en una de nuestras entradas: -¿por qué cuentan esto los medios?-. Opinaron de manera indebida, buscando quizá su propio interés. Estos programas reúnen millones de personas en cada una de sus entregas o ediciones, dando la información por la cual las personas los ven, la información que le interesa a la población, manipulando u omitiendo ciertos conceptos y apartados, los cuales, todos los teleespectadores creen. Así este Fin del Mundo se expandió al ritmo de cientos de millones de personas al año, básicamente por la televisión y el gran medio de masas: Internet. El rey de reyes. Aunque páginas como las nuestras, dentro del gigante Internet, intentaran informar -no como muchos de los medios-, apenas podemos recoger 500 visitas al día, mientras que los programas televisivos reúnen cada día millones y millones de espectadores.

La hipótesis de los mayas no surgió hasta 1975 y hasta que Internet no se consolidó, en el siglo XXI, esta hipótesis era desconocida para la gran mayoría de las personas. La creación de las distintas comunidades astrológicas, astronómicas, conspiranoicas, etc... y el surgimiento de las páginas webs de difusión como blogs, foros y demás hizo que esta información, mal aprendida por algunos y dudosamente escrita por otros, se divulgara y corriera como la polvóra, haciendo que los millones de lectores que la leyeran cayeran también. Nosotros por ello velamos en dar información en todo momento verídica, contrastada, argumentada y creíble. Ya supimos que no iba a ocurrir nada por el simple hecho de que, si hubiera sido algo digno de preocupación, hubiera sido conocido desde mucho antes, y no desde el surgimiento del "boca a boca".  Todo lo que nosotros opinábamos también fue recogido en un comentario, escrito por "Francisco", usuario que, a rasgos generales describió la que era nuestra opinión, y con el que iniciamos un breve debate.


Muchos usuarios fueron poniendo comentarios. Era el objetivo del blog el tranquilizar a sus usuarios y de informarlos, claro que sí; por ello ha sido de mi agrado el disfrutar de vuestras opiniones, diciendo la gran mayoría de ellas que os había gustado la saga y que os había tranquilizado bastante y quitado todos vuestros miedos de la cabeza. Sin duda alguna fue muy reconfortante saber que os había servido y había servido también para quitaros el miedo, que sin duda alguna, fue el mayor sentimiento en toda la comunidad de creyentes de esta teoría durante todos los días previos. Nos llegaron halagos, y también alguna opinión negativa,  pero todo entra dentro de las posibilidades, pues estos temas dan lugar a disparidad de opiniones.


Otros usuarios nos fueron comentando, como fue Alejandro Corvalán, sus dudas, como por ejemplo las del cinturón fotónico, que fuimos resolviendo en nuestros comentarios. La verdad es que la comunidad se mostró bastante preocupada con la hipótesis del cinturón fotónico, pues parecía ser para ellos, como muchos dijeron, la más creíble de todas, y que incluso llegó a salir en los medios. Tal grado de preocupación nos llevó a explicar todo lo relativo al fin del mundo de nuevo, entrada por entrada, siendo un acierto por nuestra parte, ya que vimos que tranquilizó  y mucho a la comunidad de lectores, colmando de comentarios nuestras entradas, haciéndonos llegar que los había tranquilizado. Estas entradas además tuvieron buena expansión, y nos encargamos para que esto fuera así, consiguiendo centenares de visitas, consiguiendo así que la palabra se expandiera y todo el mundo fuera informado.


Igus nos planteó por ejemplo, dando un breve paso por la historia y desterrando a la religión por el camino, con un extenso comentario, que podría existir una hipótesis relacionada con los extraterrestres, que ellos podían existir, que había vida y que podrían estar esperando a entrar y destruir o someter nuestra civilización. Ello nos llevó a colocar una entrada sobre la hipótesis del Fin del Mundo por invasión extraterrestre, pues vimos que para algunas comunidades conspiranoicas y esotéricas, los extraterrestres eran grandes "seres" a tener en cuenta. Fue una opinión respetable, quizá no por su concepto del Fin del Mundo, pero sí por sus conocimientos y también por sus opiniones, que, parcialmente coincidían con las nuestras. El colocar la entrada sobre la invasión extraterrestre acarreó bastantes visitas y comentarios en dicha noticia, alabando la labor de redacción de las entradas que publicábamos. Conseguimos el objetivo de informar a toda la comunidad.


Algunos usuarios pedían respeto, no por nuestra parte (en todo momento fuimos respetuosos), sino por parte de los medios y de muchas otras personas, porque, aunque muchos conceptos escaparan a nosotros y a las probabilidades de conceptos físicos y químicos, podrían ocurrir simplemente porque somos nosotros quienes no los conocemos o no sabemos que esto puede ocurrir así. Nosotros coincidimos casi de lleno con esta opinión simplemente porque creemos que hay conceptos erróneos, conceptos por ampliar, campos incluso astronómicos en los que falta muchísimo por saber... Precisamente porque la astronomía es una de las ciencias en desarrollo en la que quizá hay mayor número de conceptos y cuerpos a estudiar, y conocemos más bien poca cosa de ellos, incluso nos faltan por descubrirlos. Yo por ejemplo me muestro -como individuo-, bastante interesado por la teoría de los universos paralelos o alternativos, creyendo que puede haber más de un universo o varias dimensiones, en que habría personas conviviendo.


En resumidas cuentas: hubo muchas opiniones, y eso enriqueció el contenido del blog, además, dimos por cumplido el objetivo inicial, que era el de informar a todos los lectores y de informarles, aunque luego fueran surgiendo los "extras" que uno siempre tiene presentes pero no busca como objetivo principal: comentarios, "likes", "followers", pero que se agradecen, sobre todo cuando han sido ganados con esfuerzo y sudor, y con buena voluntad. ¡Muchas gracias a todos por esta semana vivida!

Seguimos leyéndonos, un saludo, buenas tardes a todos y feliz navidad. Podéis hacernos llegar vuestras opiniones mediante un comentario en Blogger, un tweet a @Blogastronomico, o un mensaje y un like a Astronomía a tu Alcance en Facebook. ¡Buenas tardes a todos y Feliz Navidad! ¡Pasad un buen fin de semana y un feliz sábado!

19 de diciembre de 2012

Fin del Mundo 2012 - La cuenta larga NO anunciaba el Fin del Mundo. ¡No hay fin del mundo!

Saludos lectores, con esta entrada terminamos de refutar todas las hipótesis existentes alrededor del Fin del Mundo 2012 con las que hemos querido quitar el miedo a muchos lectores, despreocuparlos y tranquilizarlos, y por encima de todo, informarlos.  Hoy veremos que el Fin del Mundo SEGÚN LOS PROPIOS MAYAS no existió ni debería haberse hecho famoso.


¿Por qué decimos eso? ¿Qué pasó?


¿Qué pasó? ¡No habrá fin del mundo, alégrense! La famosa cuenta larga, que tenéis aquí su información, (para los que no habéis seguido nuestras entradas), era la cuenta de 13 baktunes de duración (5125 años) que acababa justo el 21 de diciembre de 2012, y que curiosamente, marcaba el final de la era maya, el final del mundo tal y como lo interpretamos nosotros, pero hubo una cuenta posterior que desmiente todo ello y además con unos cálculos mucho más largos y completos, en los que no se hace alusión alguna durante más de 7.000 años a fenómenos catastróficos.


Esta cuenta o calendario, encontrado en una casa maya en estado de ruina parcial, fue encontrado en una de las numerosas tareas de investigación arqueológica e histórica que se realizaron por la zona, en que numerosos investigadores entraron a una casa que poseía sus paredes pintadas, llenas de símbolos, cálculos y dibujos, que poco después se sabría que formaban parte de un calendario.


Estos calendarios no servían para fines del mundo ni nada por el estilo, pues los mayas no creían en ello, sino que servían para calcular las fases planetarias y lunares, además, podían prever hechos futuros muy importantes (no, no eran finales del mundo), tales como las guerras, fechas en que se coronarían los nuevos reyes, revueltas... Ellos eran grandes astrónomos y astrólogos que usaban sus cálculos para esos fines. Sus cálculos eran mucho más precisos que los que la gran mayoría de la población terrestre -y gran parte de los científicos- puede hacer con los medios que ellos usaban, así que el respeto hacia esta cultura ha de ser el máximo. Pudieron calcular los eclipses (que según ellos predecían cambios estructurales en su gobierno) solares y lunares, las fases de Venus y Marte y más acontecimientos importantes, todos menos el Fin del Mundo, quizá porque no existe para ellos.


Los mayas tenían gran afición hacia los astros, y de hecho estos calendarios en su casa no son nada extraños, pues sus casas eran utilizadas como observatorios astronómicos y astrológicos. Sus casas estaban realizadas con suelos cóncavos normalmente, y que esto servía de observatorio. ¿Cómo puede ser así? Los mayas rellenaban de agua el suelo cóncavo, y realizaban tejados de material removible, así, cuando querían observar los astros, quitaban el techo en la zona que querían observar, y así pasaba la luz de las estrellas, que se reflejaba en el agua que habían rellenado. Así miraban el reflejo de las estrellas en el agua y, día tras día y mes tras mes calculaban los movimientos que sufrían los astros, en lugar de mirarlos a simple vista, que es más dificultoso. Esto se hacía con fines astronómicos y en gran parte astrológicos, sólo que sus predicciones eran mucho más objetivas que en la astrología actual.


Este calendario, que ocupaba varias paredes de la casa de esta familia maya, estaba compuesto por una serie de cálculos que se prolongaban hasta ¡7000! años en el tiempo, y se debió escribir, basado en dataciones y cálculos, en torno al año 900 después de Cristo (4014 años después de la cuenta larga), y se prolongaría hasta el año 8000 después de Cristo. ¡Este calendario era más largo que la cuenta larga, y además era posterior a ésta!


Muchos os preguntaréis, ¿y qué? Pues bien, los mayas de esta misma zona, milenios posteriores a los que realizaron la cuenta larga, no tenían ningún concepto sobre el Fin del Mundo, lo desconocían, y no lo comprendían como algo plausible. El Fin del Mundo queda oficialmente desmentido precisamente porque éstos se contradecían y, en estos cálculos, aparece que, en 2012 no habrá nada extraño, será como todos los 7000 años que comprende la cuenta, y ni siquiera una fase planetaria cambiará. En ninguno de los 7000 años había fin del mundo alguno, y eso que sí que se preveían coronaciones.


Los mayas, que eran buenos astrólogos, supieron predecir que otra "cultura" acabaría con ellos o con gran parte de ellos. No tardaron en llegar los españoles, así que a esta cuenta "hiperlarga" de 7000 años hay que tenerle respeto. En ella no aparecía ningún fin del mundo, -no hasta el año 8000 al menos-, y los mayas no tenían prevista catástrofe alguna, salvo, algunos grupos su desaparación a manos de los españoles, pero ninguno de ellos, ni de las otras tribus en sus grabados, predice ninguna catástrofe, ni siquiera la cuenta larga lo hace directamente.


Y bien, hasta los mayas -origen de todo esto-, lo desmienten. ¿Les ha servido esto para enterarse mejor de la hipótesis? ¿Les han servido todas estas numerosas entradas que les hemos realizado? ¿Han cambiado su pensamiento o su punto de vista? ¿Le han tranquilizado o despreocupado? Nos encantaría saber su opinión y el grado de ayuda que les hemos proporcionado a cada uno de ustedes, nos harían muy felices si nos lo contaran. ¡Iniciemos un debate!

Muchísimas gracias a todo, como colofón final esta entrada, y mañana, con vuestras opiniones, que seguro que no tardarán en llegar, elaboraremos la entrada, el último paso que daremos. Esperemos que os haya servido y os haya gustado. Podéis comunicaros con nosotros en Blogger, poniendo un comentario aquí abajo, en Facebook dando a Me Gusta y comentando en la página de Astronomía a tu Alcance o en twitter en @Blogastronomico. Cuando pase el 21 de diciembre anunciaremos un foro provisional por si les interesa.

Buenas noches a todos (buenas tardes si residen en América), que pasen buena noche, buen día, felices sueños a todos y lo principal: ¡Muchas gracias y Feliz Navidad compañeros!

Fin del Mundo 2012 - Invasión extraterrestre... ¿seremos invadidos por seres marcianos?

Aquí llega la que nosotros consideramos, por difusión, la hipótesis más importante de toda la teoría del 2012: La Invasión Extraterrestre. Nos queda alguna entrada más, pero quizá esta sea la más importante, pues ha tenido una gran repercusión, y algún que otro usuario nos ha enviado comentarios comentándonos esto, así que hemos considerado una prioridad el hablar de este tema.


Lo primero... ¿qué enuncia esta hipótesis? ¿qué nos pasaría a los humanos? 


La hipótesis de la invasión extraterrestre enuncia que la Tierra, el 21 de diciembre de 2012, será invadida por una civilización extraterrestre, que someterá o eliminirá a la civilización terrícola, entrando antes del mediodía o pasado el alba en cada uno de los lugares en los que irrumpan, pudiéndonos eliminar o someternos, entrando con unas supuestas naves de tecnología avanzada.


La hipótesis se ve apoyada en que han sido descubiertos estos últimos años gran cantidad de planetas extrasolares que desconocíamos. Además de esto, han sido descubiertos este último año, en nuestro vecindario un porcentaje notablemente alto de planetas extrasolares en condiciones similares a las terrestres, pudiendo estar habitados, según la comunidad científica, si se reunieran las condiciones oportunas, 7 de ellos. ¡Son muchos! Por ello, y extrapolando los datos recibidos, en el universo deberían de haber billones de planetas. De billones, si no nos basamos en creencias de ningún tipo, millones deberían de albergar algún tipo de vida, y algunos podrían incluso albergar vida inteligente.


Dado que puede haber vida inteligente en más de un planeta - y de dos -, se ha dicho que estos habitantes podrían estar vigilando la Tierra. Bien es sabido que, desde hace décadas, numerosas noticias de abduciones y avistamientos -algunos en pleno vuelo- han sido reportados, algunos sin tener explicación ni naturaleza clara, por lo que esto ha supuesto una gran agitación entre el pueblo. También ésta viene porque, como nuestro gran amigo Jorge Loyola (@jorgitoloyola), nos comentaba en Twitter, la NASA ha ocultado detalles y, según científicos, podría estar ocultando detalles que, por una parte hacen enfadar a algunas personas (pues algunos podrían ser importantes) , y por otra parte le hacen perder credibilidad.


Ejemplos de estos avistamientos son los del supuesto marciano que se fotografió en Marte, los avistamientos que cada día se reportan en territorio Sudamericano sobrevolando campos despoblados... Cuya veracidad es limitada para muchos, pero dichos argumentos, para los creyentes de la hipótesis, no es suficiente, y además, entran en juego las últimas palabras de la NASA, que quizá hacen ganar nerviosismo a más de uno.


Pero... ¿Qué tiene esto de cierto? ¿Existen ellos? ¿Moriremos en sus manos?  ¿Debería de preocuparme?

No. No os preocupéis, relajaros, leed esto, bajad vuestros hombros y respirad suavemente. No ocurrirá nada. ¿Por qué?


Los extraterrestres como tal, conociendo nuestro Sistema Solar, sólo podrían provenir de Marte, y allí no hay vida -y menos aún inteligente-. Ningún otro sitio del Sistema Solar, salvo contados satélites podría albergar las CONDICIONES al menos de formación de la vida.

Para que los extraterrestres hubieran podido llegar a la Tierra, desde el planeta extrasolar más cercano, deberían de haber podido sobrevivir a un viaje de varios millones de años. Por si parece poco, deberían de haber aguantado el viaje ellos, su nave y sobre todo, deberían de haber tenido conocimientos avanzados del combustible inagotable, de la inmortalidad y sobre todo, una tecnología 2 millones de años más avanzada que la nuestra. Todo esto, evidentemente nos da que pensar.


La civilización humana, de momento la única conocida, tardó milenios en conocer la física, milenios en estudiar la astronomía, y tiene pendientes por conocer miles de fenómenos que ocurren, y por inventar miles de soluciones a enfermedades que llevan miles de años azotándole... Una civilización extraterrestre, por muy inteligente que fuera, jamás podría conseguir la inmortalidad, viajar a la velocidad de la luz o conseguir combustible inagotable. El combustible en el espacio se requiere a millones de toneladas para llegar a la Luna, imaginaos para llegar a una distancia varios millones de veces mayor... La inmortalidad a nivel celular es imposible de obtener, y un ser inteligente necesitaría ser pluricelular para llevar a cabo las múltiples funciones vitales que necesita llevar a cabo, además, es imposible viajar a la velocidad de la luz o más rápido que ésta, pues ningún objeto con materia lo conseguiría, básicamente porque cualquier roce con una partícula espacial haría que la nave se icendiara, quebrara o desintegrara, así que, imaginémonos la de cientos de guijarros que hay por kilómetro en el espacio... Nuestros amigos los extraterrestres durarían poco allí afuera.


Los marcianos no existen, no porque la NASA lo diga, que ha sido muy cuestionada y ya siempre puesta en duda, sino porque, a nivel biológico, esta civilización debería de haber sido pluricelular y de haber tenido una geología y un reloj geológico similar al terrestre. Para que aparezca la vida debe de haber primero un condicionante, y basándose en la vida, sería imprescindible que surgieran vegetales que realizaran la fotosíntesis, más que nada porque todos los seres viven del oxígeno, y además, las bacterias, que poblarían las aguas. Para que una civilización pudiera vivir y desarrollarse debería de haber una evolución, primero de seres vegetales y unicelulares y después, que estas bacterias lacustres fueran evolucionando, hasta llegar a los siluros, luego a los monos y después a los homininos y homínidos. Todo esto debería de haberse conseguido en Marte, y no hay evidencias ni siquiera en el sustrato superficial de que se haya conseguido.

La apariencia de Marte -y su agua- desde hace 4000 millones de años hasta ahora.

Por otra parte, no sólo hablando de Marte, sino de otro lugar, ningún ser invertebrado lograría vivir allí, así que la evolución debería darse desde el agua. Si hubo agua en un principio, hace tiempo que se secó, y ahora apenas quedan reductos de la misma. La vida debería permanecer en el agua y deberían haber especies a nivel superficial, ya que vivimos del agua y la carne, y no hay ni siquiera animales en cualquier otro lugar que no sea el nuestro. ¿Cómo van a surgir los extraterrestres sin ninguna condición para que surjan los seres más simples?


Y suponiendo que existieran, los planetas en que hubieran nacido deberían ser al menos igual de antiguos que la Tierra, y ellos haber tenido una evolución especialmente rápida, lo cual les privaría de aprendizaje, y no explicaría cómo pueden haber llegado a nosotros desde decenas de años luz. Necesitarían decenas... de millones de años para llegar a nosotros. Nosotros hace 10 millones de años estábamos en los árboles y teníamos cola. Aún desde la más rápida evolución, ni siquiera explicaríamos cómo llegan sin combustible, vida ni problemas inagotables... Hay miles de cosas improbables en un viaje astronómico, y ya tardaríamos varios meses en llegar a Marte, que está a 1 unidad astronómica, imagínense a 1 año luz...


Piensen algo que les tranquilizará aún más: Si los extraterrestres estuvieran en la Tierra, ¿nuestros radares no los descubrirían? Nuestros radares detectan hasta un avioncillo de papel, y si son capaces de hacer esto, ¿no van a detectar un enjambre de supuestas naves? ¿Creen ustedes que no estamos preparados? Esto es lo que quizá más tranquilos les dejará y quizá lo primero que uno debe preguntarse antes de formular nada; más preparados estaríamos nosotros que ellos, en caso de que existieran, así que no hemos de preocuparnos, en todo caso serían ellos los que deberían de hacerlo.


En cuanto a las explicaciones a todos y cada uno de los avistamientos, puede ser muy sencillo. Muchas imágenes han sido sacadas por televisión, y no para alabar el hallazgo, sino para delatar a su creador. Muchas de las imágenes vistas no son más que montajes o patrañas, bulos difundidos por la red. Otras muchas resultan ser aviones comerciales de apariencia peculiar, otras veces, al telescopio, se han reportado casos así, y han resultado ser globos sonda que aparecían en esa posición ese mismo día en el cielo, y que son monitoreados continuamente. Muchos casos de abdución son realmente vagos, imprecisos, siendo todos tachados por falsos (una persona que no estaba en el lugar que decía, una descripción vaga, contradicciones, personas con antecedentes psicológicos...) esos motivos suponen más del 99% del rechazo de las supuestas teorías.

Acabamos de ver que, desde los principios de la lógica, la antropología, la biología, la física, la química, la psicología, la subjetividad, la objetividad, la astrología, la astronomía... Los extraterrestres son inexistentes, y la probabilidad de que nos invadan es nula. Esperemos que les haya gustado la entrada, que les haya gustado y que les haya quitado sus preocupaciones.

Hoy habrá algo más; estamos sufriendo gran actividad en las redes sociales y haremos una nueva entrada con opiniones, que quizá la pondremos mañana para que los que nos pasen a leer se queden tranquilos, y además, como ya tenemos una anterior, no es de máxima urgencia. Si queréis seguir haciéndonos llegar, -con 1 día de plazo-, vuestra opinión, dado que este tema es de difícil elaboración y gran visita, podéis dejarnos el comentario aquí abajo en Blogger, un tweet a @Blogastronomico o seguirnos en nuestra página de Facebook: Astronomía a tu Alcance.

Mil gracias a todos vosotros, hoy tendréis más noticias, dadlo por seguro. Buenas tardes y ¡no os vayáis! ; )

Fin del Mundo en 2012 - Todo sobre la hipótesis de Nostradamus, ¿volverá a acertar de nuevo? (IX)

Saludos queridos lectores, lo primero agradecer vuestra ayuda, con la cual estamos batiendo récords. Ahora, más que nunca, unidos por la información. Por otra parte, les traemos la novena de las entregas del fin del mundo, aunque avisamos de que aún habrán más, y algunas relacionadas con las invasiones extraterrestres, ¡No se lo pierdan!

Lo primero... ¿Qué anuncia esta hipótesis? ¿Qué se supone que ocurrirá?


La hipótesis Nostradamus se refiere a que, tal cual predijo Nostradamus, el mayor vidente en la historia de los tiempos, la Tierra desaparecerá por una irrupción repentina, súbita y sin previo aviso de una serie de personajes y por los que se sucederán una serie de hechos. Según Nostradamus, allá por el año 1500 después de Cristo, tras un "libro perdido" que se encontró hace décadas, un día del futuro (en torno al año 2000), el mundo se acabaría, saliendo de los cielos un rey del terror y -añadiendo algunos creyentes-, criaturas que lo acompañarán, que sembrarán el caos y la muerte entre todos los habitantes de la Tierra. Los cielos se abrirán dando paso a criaturas, según algunos, malignas, encabezadas por un Dios del terror.


La hipótesis se apoya en que Nostradamus, uno de los mayores videntes en la historia de los tiempos, rara vez falló en sus predicciones, logrando predecir hace 5 siglos catástrofes mundiales con poco tiempo de diferencia, (como mucho años), y es eso lo que convierte la hipótesis en un hecho que, según la comunidad vidente, es muy difícil tumbar, pues las capacidades de Nostradamus pudieron escapar a la ciencia.


Lo segundo... ¿Es esto verdad? ¿Hay razón para preocuparme? ¿Qué pasará?



No, no se preocupen, veremos que la hipótesis es muy fácil de romper, no deberían preocuparse sobre algo que no será cierto. Nostradamus realizó estos escritos y estas predicciones con fecha clara. El Fin del Mundo con la bajada del rey del terror y su séquito de destrucción, fue prevista para el año 1999, según los escritos, fechas y cálculos realizados por la comunidad científica y por los distintos estudiosos de la historia.

En 1999, precisamente, se creyó que se acabaría el mundo por la hipótesis de Nostradamus, vidente que se supone, no debería fallar nunca, con la coincidencia que la Tierra podría pasar sobre el plano galáctico y traer consigo el fin del mundo y malvados cabos del terror. No obstante, esto de verdad tuvo poco, y el revuelo posterior fue mínimo: no se cumplió en su día la hipótesis.


En 2012, no hay previsto nada por Nostradamus (curiosamente sí que acertó el atendado del 11-S), aunque (en contra de lo que él dijera), otras personas han cambiado sus palabras y les han atribuido fechas indebidas, reconvirtiendo los hechos previstos por Nostradamus para la fecha del 2012. Si  ya en la fecha real no ocurrió nada, es de esperar que en 2012 tampoco lo haga. Ni siquiera se ha demostrado la veracidad de las distintas hipótesis que hemos tratado estos días y ya estamos hablando de seres y criaturas, que ni siquiera sus deidades fueron comprobadas, así que esto carece de fiabilidad.


Vamos, que todo lo que hay en contra de Nostradamus es imposible de contar con los dedos de las manos. Por un lado, no se ha demostrado que haya criaturas extraterrestre (pues si vienen del exterior, no deben sen terrícolas), no se ha demostrado ningún fenómeno físico que relacione esta venida "en la que los cielos se abrirían" con ningún proceso, ni siquiera la fecha del 2012 es válida -sí lo es la de 1999-, Nostradamus no predijo el 2012, y además, al principio no se basó en las deidades de nuestra religión (no metió a Yavé, a Dios, Jesús, Alá...), sino a un rey terrorífico, aunque las divinidades entraron con la voz de los que creían esta teoría.


Así pues, vemos que no habrá fin del mundo, Nostradamus ya se equivocó en su día, las conspiraciones son añadidos que ni siquiera él escribió, y las leyes de la física y temporales no son capaces de dar la credibilidad que ya de por sí esta hipótesis NO tiene, así que no se preocupen de nada, que el fin del mundo no ocurrirá.



Les recordamos que además, abrimos una ronda de preguntas y comentarios que nos podréis hacer en Blogger -comentario-, en Twitter -tweet a @Blogastronomico-, o en Facebook en la página Astronomía a tu Alcance, y que contestaremos y lo publicaremos, como hicimos hace unos días en una entrada en la que cientas de personas sabrán y leerán vuestra opinión y vuestro nombre. ¿A qué esperáis?

Mil gracias por todo, un saludo y buenas tardes.

18 de diciembre de 2012

Fin del Mundo 2012 - Todo sobre la inversión de los polos, ¿ocurrirá de verdad? (VIII)

Saludos, seguimos con nuestra saga de 8 entregas ya, que las hacéis posibles todos vosotros gracias a vuestros comentarios y visitas sin las cuales no seríamos nada, y las cuales nos alientan a seguir difundiendo la astronomía.


Lo primero... ¿qué enuncia esta hipótesis? ¿qué ocurrirá? ¿he de preocuparme?



No ha de preocuparse usted, eso lo primero, pues ya ha sido demostrado ampliamente y por medio de decenas de estudios que no ocurrirá nada; eso lo veremos después. Lo que anuncia esta hipótesis es que, debido a una inversión de los polos, los humanos podríamos llegar a morir.


Según la hipótesis, un reajuste en el interior terrestre acabaría alterando la polaridad terrestre, siendo el actual Polo Norte el Polo Sur y viceversa, lo cual supondría un grave suceso para la vida, pues el clima podría verse alterado por dicho cambio, los animales se desorientarían y morirían en un entorno donde no podrían convivir, los humanos algunos podrían perder la capacidad de orientación e incluso se especula con que la estructura y la energía terrestre cambiarían, pero luego veremos lo que esto tiene de verdad (que es más bien poco).


El supuesto Fin del Mundo ocurriría por una inversión de los polos, y sería el Fin porque podría destruir hábitats, zonas climáticas y animales, lo cual ya sería algo grave. Se supone que, por la gran fabricación del hierro en el interior terrestre, éste fluiría por el interior de la Tierra, y por el gran magnetismo del mismo material, y las corrientes de hierro que se formaran, que llegarían a los polos, acabarían alterando el magnetismo de la Tierra, invirtiéndose las zonas polares como consecuencia de las corrientes férricas.

Pero... ¿qué tiene esto de cierto? ¿hay algo de lo que deba preocuparme?



No, no hay nada por lo que deba preocuparse, de cierto esto no tiene absolutamente nada. Las inversiones de los polos tienen lugar cada, aproximadamente 200.000 años, aunque pueden tardar hasta 1 millón de años o más en darse, pero suelen ser periódicas y repetidas, debidas a cambios en el comportamiento del hierro en el interior terrestre.


La Tierra lleva ya aproximadamente 780.000 años sin sufrir inversión polar alguna, siendo éste un período muy duradero de calma interna, que deberá romperse, no se sabe cuándo, pero NO ocurrirá de aquí al 21 de diciembre. Las inversiones polares son fenómenos que suelen durar miles de años, período en el cual las corrientes de hierro fluyen por el interior terrestre y este hierro brota del núcleo. Dado el magnetismo del hierro, y que las corrientes fluirán por todo el interior del planeta, los polos sufrirán inversiones polares o cambios magnético-polares.


Este cambio, como decimos, tarda miles de años en manifestarse, y a nivel de un par de días es imposible que se geste ningún cambio apreciable; de hecho, para notar cualquier cambo habrían de pasar años y años y deberíamos de poseer grandes instrumentos para conocer el comportamiento del interior terrestre. Se estima que no habrá inversión polar en los próximos milenios, por lo cual, si en millones de días no se apreciarán cambios ni se podrán dar, dentro de 3 días, el 21 de diciembre NO ocurrirá nada. Estén tranquilos todos, por ustedes, por sus animales, por el clima de su zona, por las catástrofes... No ocurrirá nada.


La inversión polar es imposible que ocurra porque los cambios son graduales y continuos, y sólo se detectan al cabo de milenios y milenios en los que, las corrientes internas se manifiestan, y no se pueden dar en 3 días evidentemente, cuyo cambio sería milimétrico. Además, estos signos deberían notarse en personas, animales, brújulas, cambios climáticos INEXPLICABLES... Es por ello por lo que los científicos que monitorean la actividad terrestre y estudian la magnetosfera y las capas del planeta, no han registrado cambio alguno en ninguno de los aspectos magnéticos, geológicos ni sísmicos que puedan hacer pensar en "reajustes", ningún volcán ha entrado en cambios inexplicables, no hay registros anormales en la superficie, los animales no andan desorientados ni presentan altos índices de mortalidad, las personas no muestran cambios, las brújulas (que funcionan por el magnetismo, señalando norte y sur orientándose hacia los polos norte y sur) funcionan como siempre, y además, señalan hacia donde siempre hacen.


¿Ven? No hay nada por lo que tengan que preocuparse, es más, deberían relajarse, alegrarse y disfrutar de su vida normal, ¡relájense! No ocurrirá nada extraño, todas las hipótesis están contrastadas, ninguna podrá ocurrir de aquí a 3 días. Pasan los días y no ocurre nada extraño, ¿no se han fijado en ello? La Tierra está en una calma muy pacífica... No se preocupen para nada.


Un saludo a todos, gracias por estar ahí en estos días complicados para muchas personas, gracias por vuestros comentarios y también por vuestro seguimiento. Si tenéis alguna duda que plantearnos, algún debate que proponernos o cualquier opinión que darnos para que la incluyamos en nuestro blog, podéis -aquí abajo-, mandarnos un comentario en Blogger, también lo podréis hacer en Twitter, en un tweet a @Blogastronomico y, por supuesto, también en Facebook, en la página web de Astronomía a tu Alcance. Por último, si queréis ir más lejos, podréis encontrarnos en nuestro foro provisional abierto, que después de todo este revuelo, anunciaremos, y que podréis ser los primeros en usar: www.astronomiatualcance.foroactivo.com/

¡Un saludo a todos vosotros! Que paséis buen martes, que empecéis bien vuestro miércoles, buenas noches y ¡Feliz Navidad!

17 de diciembre de 2012

Fin del Mundo 2012 - Todo sobre la Tormenta Solar, ¿moriremos incomunicados? (VII)

Saludos, dado que el tema más buscado y requerido, y que además, más preocupación suscita, vamos a incluirlo dentro de una entrada a parte, como hemos hecho hoy con las otras dos entradas publicadas.

Lo primero, ¿de qué va esta hipótesis? ¿qué enuncia? ¿a qué se refiere?



Esta hipótesis enuncia que el fin del mundo ocurrirá el 21 de diciembre cuando, una gran tormenta solar haga, por un instante aumentar la actividad eléctrica terrestre y, por una supuesta sobrecarga, apagará y colapsará todos aquellos aparatos eléctricos y electrónicos que se encuentren sobre el planeta, incomunicando y dejando inutilizables todos los satélites que se encuentren en órbita alrededor de la Tierra.

Los defensores y creadores de esta hipótesis sostienen que el Sol, debido a su gran actividad que está teniendo últimamente, empezará a sufrir (teóricamente debería empezar ya dentro de horas o apenas 1-2 días) grandes alteraciones, visibles como eyecciones violentas, en forma de chorros plasmáticos, a los que la magnetosfera terrestre no podrá aguantar, y provocarán un súbito aumento de la tensión eléctrica, (los aparatos se iluminarán, rebosarán energía), y luego después, dado el colapso que éstos sufrirán, se apagarán, dejando por días la Tierra incomunicada, y, salvo que alguien, sin ninguna máquina ni aparato, lograra una forma de volver a la comunicación y al "encendido", probablemente el mundo acabaría porque animales y humanos no podrían comer, la comida no se podría almacenar ya y los humanos no podrían comunicarse entre ellos. Los satélites no funcionarían ya.

Pero... ¿Qué tiene todo esto de cierto? ¿Qué pasará? ¿Es probable que ocurra?

Lo primero que volvemos a decir: no se preocupen. Nadie, ninguna asociación astronómica ni ningún astrónomo observador visual tiene previsto aumento alguno, por débil que sea, en la actividad de nuestra estrella, el Sol.


El sol atraviesa, cada 11 años aproximadamente, unas fases o etapas, llamadas "mínimos de Maunder", en honor al primer astrónomo que estudió la relación entre las manchas solares y distintos factores, como el climático entre otros, y apuntó los períodos de este mínimo. En este período, encontramos, al principio, una época de muy baja actividad solar en que hay pocas manchas, débiles llamaradas se desprenden de nuestra estrella, y la apariencia solar es de una estrella "muerta" por así decirlo -ya que presenta poco movimiento-.


Sin embargo, en el segundo momento, el del máximo, el Sol experimenta una gran cantidad de manchas solares normalmente, que incluso llegan a plagar su superficie. En este máximo destacan las grandes llamaradas que, violentamente, salen de la superficie solar. El Sol da una imagen de estrella "feroz, vivaz", que posee una actividad violenta, en la que, muchas veces lleva a cabo eyecciones de masa tan violentas que llegan a arrancar las colas de los cometas (como pasó en 2007 con el Cometa Encke). Nosotros, en 2012, estamos viviendo este máximo.

Los sujetos que formularon esta teoría, se basaron en que, debido a este gran máximo que estamos atravesando, que lanza grandes cantidades de materiales incandescentes al exterior, cualquier aumento que hiciera aún mayor este fenómeno, (tormenta solar se le llamaría), podría, con su virulencia, destruir cualquier satélite e incomunicar a la Tierra. Pero esto no será así:

Nuestro gran escudo, la magnetosfera, nos protege de estas grandes llamaradas, que llegan hasta Saturno y Urano sobradamente, y que, sin ella, ya habríamos sufrido decenas de tormentas solares como las que anuncian para este 21 de diciembre. Esta magnetosfera es capaz de aguantar tormentas de extremada gravedad, y gracias a esta capa, la cual induce hacia los polos estos chorros plasmáticos, se producen las auroras boreales, siempre en los polos. Esto es debido a que, como los chorros suelen llegar debilitados, apenas llegan a los polos por la acción del desvíe de la magnetosfera. Pero si, por el contrario hay una gran cantidad de plasma, de materia, y de potencia, este chorro quizá, por su tamaño y densidad atómica, pueda ser visible desde latitudes inferiores, pues podría llegar a interactuar con las partículas atmosféricas. Normalmente esto no ocurre así porque, como decimos, los chorros son débiles y apenas llegan con suficiencia a los polos, después de ser interceptados por la magnetosfera. Si por el contrario, fueran grandes, como decimos, acabarían llegando muy fuertes, densos y potentes a nuestra atmósfera, excitándose estas moléculas con las de nuestra atmósfera y produciendo brillantes auroras boreales.


Los astrónomos han seguido muy de cerca la actividad solar, y pese a que han surgido grandes movimientos en su superficie este año, todos son comprensibles y bastante normales dentro del máximo que atravesamos, y por los cuales no hemos de preocuparnos en lo más mínimo. Los astrónomos afirman que, aunque estas eyecciones de masa y expulsiones plasmáticas fueran varias veces más intensas, nuestra magnetosfera podría sortearlas con gran eficiencia, ya que está preparada para máximos bastante mayores, y por tanto, no hay que preocuparse por nada. Las grandes tormentas que hubo en períodos como 2005, no afectaron en absoluto a la Tierra, y fueron mucho más intensas que la actividad que el Sol sobrelleva actualmente.

¿Qué cambios notaríamos? 


Si hubiera una gran tormenta, no prevista por ningún astrónomo, conociendo al Sol perfectamente, ésta sería de dimensiones mucho menores a las esperadas, y sería más un débil aumento de la actividad solar que otra cosa. La única manera de notarlo que tendríamos sería que, probablemente, en los polos disfrutarían unos días de agitadas auroras boreales, que incluso podrían ser visibles a menores latitudes (no hablamos de los 40 grados, pero sí los 60 por ejemplo), cuyo espectáculo sería notable. No podríamos quedarnos incomunicados aunque la actividad se multiplicara 5 ó 10 veces. Que el Sol desgarre de su superficie violentas y fortuitas llamaradas de combustible incandescente no significa que muramos. Lo hace todos los días, lo seguirá haciendo siempre (hasta que este combustible se agote), y no pasará nada. Si lo notamos será en unas auroras boreales más vistosas por la gran excitación de las partículas solares con las atmosféricas, y como no se ha previsto ninguna alteración de aquí a 4 días, no lo notaremos.


No habrá pues fin del mundo. Esperemos que esta noticia les haya agradado, les haya relajado, y les haya despreocupado. Hay que concienciarse de que, a nivel científico, no podrá ocurrir nada. La Tierra está muy bien franqueada y defendida, y ningún fenómeno podrá evitar que lo siga siendo, al menos durante los próximos días. Esperamos que os haya gustado nuestra entrada. No olvidéis comentar si os ha gustado, ya sabéis que vuestra opinión se añadirá en la entrada que más tarde publicaremos. Podéis enviarnos un comentario en Blogger aquí abajo, un tweet a @Blogastronomico o un mensaje en Facebook en nuestra página de Astronomía a tu Alcance, o incluso en nuestro foro de www.astronomiatualcance.foroactivo.com

Un saludo, buenas noches y feliz semana a todos. ¡Feliz Navidad queridísimos lectores! Que tengáis felices sueños.

Fin del Mundo 2012 - Todo sobre la colisión ¿habrá algo que impacte contra nosotros? (VI)

Dado que muchos habéis pedido también que hiciéramos entradas particulares con todas y cada una de las hipótesis, aquí va la segunda de hoy: la hipótesis del asteroide.


Lo primero, ¿de qué va esta hipótesis? ¿qué enuncia? 



La hipótesis del fin del mundo basada en una colisión enuncia que el 21 de diciembre de 2012, justo en el momento en el que se acabe el mundo, caerá un asteroide (algunos apuntan a un cometa), que devastará la Tierra entera. Un cuerpo de varios kilómetros ya podría tener consecuencias devastadoras; no se precisa cuál será el cuerpo y sus medidas, pero dice que "un cuerpo grande" impactará contra nosotros. Este cuerpo tendrá el tamaño suficiente para causar estragos en nuestro planeta, incluso para quebrarlo, muriendo de manera casi instantánea todos los habitantes de la Tierra. Sería el fin del mundo porque, según quienes la defienden, este cuerpo mataría a todos los habitantes de la Tierra -incluida la biosfera- y podría fragmentar la Tierra en varias partes, causando incendios y erupciones al momento de su impacto.

Es una hipótesis vaga e imprecisa, pues sus creadores y seguidores no especifican los detalles: ¿qué cuerpo? ¿qué dimensiones? ¿de dónde provendrá? Es por ello por lo que desde el principio hemos de coger con pinzas la hipótesis, porque no tiene capacidad de ser verificada de ningún modo, y sí de ser contrastada y refutada. Ahora veremos que esta hipótesis carece de pleno sentido.

¿Qué podría pasar en realidad? ¿Es cierto? ¿Pasará algo?



No. No pasará nada, esto es lo primero que hemos de decir. Estad tranquilos porque ningún cuerpo impactará contra nosotros el 21 de diciembre de 2012, y probablemente no hasta dentro de décadas, como luego veremos. Lo primero que queremos hacer es tranquilizaros, porque no ocurrirá nada; veremos que es quizá una de las hipótesis más fáciles de argumentar y de "tumbar".


Lo primero a desmontar: ¿por qué no puede ocurrir?



No puede ocurrir sencillamente por un motivo: Quedan 4 días para el supuesto fin del mundo. ¿Cuántos cuerpos están a 4 días de distancia de nosotros? Ninguno. ¿Cuántos cuerpos verdaderamente cercanos tenemos a nosotros? Ninguno. ¿Puede cualquier cuerpo -cercano o no-, alcanzarnos en 4 días? Ni siquiera eso. El asteroide más cercano está en torno a 8 millones de kilómetros, y es el asteroide Toutatis (o Tutatis), asteroide que alcanzó su mayor cercanía a la Tierra este miércoles, con poco más de 7 millones de kilómetros de distancia. Para llegar a impactar a nosotros, debería de cambiar su sentido orbital (pues ahora se aleja rápidamente de nosotros), y sobre todo, desviar su órbita. Aunque se acercara a nosotros, ni siquiera podría impactar.


Entonces, pues, el único asteroide medianamente cercano a nosotros es el asteroide Toutatis, a 8 millones de kilómetros, que se ALEJA de nosotros con relativa velocidad, y que, para poder impactar contra nosotros debería de romper todas y cada una de las leyes físicas: cambiar su sentido orbital, cambiar su órbita y también acelerar su velocidad de desplazamiento. Esto, pues, es imposible que se dé. Ni las leyes de la física comprenden esto, porque, básicamente, para que ocurriera, debería de haber una pérdida de masa ocasionada por otra colisión de un cuerpo cercano -inexistente-, que lograra hacer algún cambio perceptible en su órbita, y a su pérdida de masa acelerara al cuerpo que, por la virulencia del choque giraría en dirección a nosotros. Dado que el cuerpo que lograra hacer esto debería ser uno de los mayores asteroides en todo el cinturón (y más aún: es una hipótesis que, si puestos a analizarla, prácticamente inventada), y que ningún gran asteroide se encuentra a tal cercanía, es imposible.


Además, es imposible que sea un cometa porque el cometa más cercano anda a decenas o cientos de millones de kilómetros, a varias unidades astronómicas de aquí, por lo que, para dirigirse hacia la Tierra tendría que, primero, cambiar su órbita (casi siempre hiperbólica) a una órbita mucho más cerrada y multiplicar por 10 o más su velocidad de acercamiento, y esto no se conseguiría de ninguna manera, ni por colisión ni por atracción gravitatoria, simplemente porque los cometas son cuerpos muy lejanos, el más cercano está 50 veces más lejano que Toutatis y son cuerpos cuya órbita es hiperbólica. El cometa que más se acerque a nosotros, quizá pasará, en unos meses, a unos 200 millones de kilómetros, una distancia irrisoria en la cual ni Júpiter puede reabsorber ciertos cuerpos, así que imaginémonos la Tierra...

¿Por qué decimos lo de "hasta dentro de unas décadas"?


Dos asteroides probablemente se dirijan a la Tierra dentro de unos años. En 2036, uno de ellos será Apophis (o Apofis), también designado como 99942-Apophis, se dirigirá hacia nosotros, con una probabilidad de choque próxima al 3%, lo cual, para tratarse de un asteroide de 300 metros de diámetro, es bastante alta. En 2029 probablemente pase cerca de nosotros, pero sin peligro alguno. En 2036 será cuando se calcula que pueda caer, causando numerosos destrozos en cualquier parte de Sudamérica o Europa del Este, y hecho que no causará el fin del mundo. Primero porque su impacto no será extremadamente destructor a nivel de civilización, y segundo porque la Agencia Espacial Europea, entre otras muchas asociaciones, han barajado el realizar un proyecto (Don Quijote), según el cual una nave y su escudera (como la historia de Don Qujote) impactarían con este asteroide, desviándolo de su órbita.  No hay que padecer por ello.


La NASA da el fin del mundo en 2087 con la posible colisión de un meteorito con la Tierra, aunque hablan también de un asteroide, sin precisar exactamente su denominación o tamaño en la conferencia que dieron, y quedando 75 años (no los 24 que quedan para Apophis), es un tiempo larguísimo a nivel personal, en el cual pueden cambiar muchas cosas e idearse nuevos planes para reajustar su órbita, como por ejemplo los que se llevarán a cabo con Apophis. Sabiendo que el fin del mundo verdadero puede estar al acecho, alguien hará algo. Mientras no sea cierto o no sea verdadero, nadie hará nada.

Sobre la hipótesis del 21 de diciembre, ya está todo explicado, creemos. Llamamos a la calma. Si lo deseáis, (podéis hacérnoslo llegar por un comentario), haremos un post para cada una de las hipótesis que se han planteado en las otras entradas a modo de resumen. La de la tormenta solar quizá es una de las más atractivas de explicar. Podéis enviarnos vuestra opinión -que incluiremos en una entrada más adelante- en Blogger, un comentario aquí abajo; también en Twitter a @Blogastronomico y en nuestra página de Astronomía a tu Alcance en Facebook. Podréis encontrarnos en nuestro foro (www.astronomiatualcance.foroactivo.com).

Esto es todo, buenas noches y muchas gracias a todos. ¡Nos vemos mañana con la tormenta solar!