9 de diciembre de 2012

Diferencias entre astronomía y astrología

Saludos, muchos, al hablarnos por las redes sociales, nos habéis preguntado mucho por la astronomía, incluyendo la astrología, que es un apartado bien distinto y de otra índole, así que nos gustaría explicar las diferencias que hay entre estas dos ciencias, para que queden claras entre todos nosotros, pues no son lo mismo ni estudian lo mismo.


A nivel científico (interpretación):


- La astrología ha sido considerada de forma prácticamente unánime por la comunidad científica como pseudociencia, es decir, una práctica considerada como científica pero que carece de fiabilidad o de evidencias para considerarla como tal, y que normalmente lleva de la mano a afirmaciones místicas, esotéricas o aberrantes. La interpretación astrológica es subjetiva y se basa en las cartas, los astros o determinados entes para explicar el futuro, el porvenir de alguien o el origen de los mismos cuerpos astronómicos. En nuestro blog de ASTRONOMÍA a tu Alcance, hablaremos principalmente de esta ciencia siempre.

- La astronomía ha sido considerada de forma, esta vez unánime, por la comunidad científica como una ciencia, siendo una de las más importantes, una práctica considerada científica por haber contribuido al campo científico, por ser demostrable y por ser plausible. Es una ciencia objetiva en la que las distintas apreciaciones, tanto visuales como teóricas como fotográficas, se basan en comprobaciones o pruebas demostrables y reales, y en que cualquier teoría con peso ha de ser contrastada, y todo cuanto se dice tiene detrás una serie de explicaciones, ni místicas ni esotéricas ni de la índole psíquica. En el blog de ASTRONOMÍA a tu Alcance, hablaremos alguna que otra vez del apartado astrológico, sobre todo para hablar de los fenómenos, teorías, conspiraciones y vaticinios sobre cualquier tema. Por ejemplo, el Fin del Mundo de 2012, al que dedicaremos varias entradas estos días.


A nivel práctico, por ejemplificar, la astronomía y la astrología parten de los astros (astro- nomía y astro- logía), pero la diferencia entre ambas es que la astronomía es una ciencia objetiva en la que las opiniones sólo se valen de pruebas, tesis o demostraciones y la astrología es una ciencia subjetiva en que diversos astrólogos jamás coincidirán con sus vaticinios, dando su propia interpretación de los manifiestos astrales.

Los astrólogos miran una estrella, y emiten su teoría astral sobre ella, los cambios que conlleve, el grado de afectación hacia un ser, incluso el futuro que les puede deparar, siendo considerado esto como teoría, pero el problema es que esta teoría no puede ser demostrada, por tanto es pseudocientífica.

Los astrónomos miran una estrella o cualquier cúmulo, emiten su teoría o hacen sus estudios, sobre sus estrellas, sus componentes, sus detalles, su edad... Siendo considerado esto también como teoría, pero la diferencia con la astrología y lo que la convierte en ciencia es que la teoría puede ser demostrada, es contrastada, vuelta a analizar normalmente y por ello aceptada o declinada en función de su viabilidad. Esto es una ciencia.


En el ámbito observacional


Los astrónomos se valen de telescopios y prismáticos -normalmente- para observar, aunque también observan  a ojo desnudo. Con éstos, normalmente suelen observar estrellas, galaxias, cúmulos, y fotografiarlos, a veces incluso, con estos aparatos, descubren objetos.


Los astrólogos se valen únicamente de su mente, a veces su videncia y sus capacidades sensoriales (sexto sentido), que, en teoría, sin necesidad de estudiar ningún astro, (por cierto, los astros son seres inorgánicos e inertes), adivinan el futuro y el porvenir de una persona, o incluso el de una humanidad, sin necesidad de ningún aparato.

Mientras que los astrónomos se valen de aparatos de cierto tamaño para observar los astros, descubrirlos y estudiarlos, para formular teorías, apreciaciones y bitácoras, los astrólogos se valen de sus capacidades psíquicas para este mismo medio, la adivinación, que escapa al resto de astrónomos.

En el ámbito agrupacional


Los astrónomos se agrupan en cantidad de asociaciones, existentes para la mayoría de grandes lugares de cada región, y también hay al menos una institución por país, como la ESA (Sociedad Astronómica Europea), la NASA (la más conocida y subvencionada de todo el mundo y muy importante a nivel mundial), la IAU (Unión Astronómica Internacional), etcétera... En la que los astrónomos iniciados, aficionados, profesionales o de gran prestigio, gobiernan las asociaciones, salen a observar en conjunto y crear publicaciones escritas.


Los astrólogos rara vez se agrupan entre ellos, y no podemos hablar de astrólogos iniciados, profesionales (...) ya que cada uno tiene su propia manera de analizar los astros, y un astrólogo puede comenzar sin mucha preparación anterior a exponer sus pensamientos sin ni siquiera haber estudiado previamente o sin pasar exámenes. Las asociaciones astrológicas siguen existiendo, pero no hay tantas como astronómicas, ya que, a diferencia de la astronomía, en la astrología no se pueden convocar reuniones observacionales, y cada uno tiene su propia opinión; además, no hay ninguna gran asociación astrológica en el mundo, y muy pocas realmente, por no decir ninguna, son subvencionadas.

A nivel profesional:



Los astrónomos suelen tener estudios de cualquier tipo, muchos orientados a ciencias para facilitarles su labor. Se pueden agrupar en astrónomos simples, iniciados, aficionados, veteranos o profesionales. Para cada uno de esos rangos, un astrónomo ha de conocer el cielo, disponer en ocasiones de un buen instrumental, haber contribuido a la astronomía, tener una determinada sapiencia en este campo... Y los astrónomos más importantes, que copan puestos en observatorios, revistas, asociaciones, instituciones, tribunas o grandes foros mundiales, necesitan tener un gran nivel y fama (algo por lo cual se les conoce y contrata), haber contribuido a la ciencia, habiendo estudiado determinadas materias y, sobre todo, habiendo realizado estudios o publicaciones en esta materia, teniendo cierto renombre.


Los astrólogos no se distinguen en grupos porque simplemente cada uno tiene su propia manera, y no por ello mejor o peor de analizar a su libre estilo los astros. Muchos astrólogos no necesitan tener estudios, ni siquiera científicos, para comenzar en la profesión, y para tener cierto renombre, no hace falta ser profesional o llevar años de videncias, además los astrólogos más importantes, no han contribuido para nada al campo de la astrología, ni en nivel ni en estudios ni en tesis ni teorías, y pocos tocan las publicaciones, pues como pseudociencia, éstas carecen de valor teórico y práctico, ellos entran sólo en su campo práctico. Para ser astrólogo se requieren menos práctica, estudios, material y carrera que para ser un astrónomo, materia en la cual,  si quieres tener renombre o un gran puesto, necesitas estar años aprendiendo, requieres de un gran instrumental y de labor.


En fin, hay decenas de diferencias mayores, pero quizás estas son las principales, es un concepto desconocido, y mucha gente comete fallos considerables al considerar al astrónomo como astrólogo, a la astronomía con la astrología y viceversa, porque cada una tiene sus principios, y hay que respetarlos por igual, pero también hay que considerarlos.

Un saludo, si queréis dar vuestra opinión, ahora podéis hacerlo con mayor libertad que nunca, un comentario en Blogger, un tweet en @Blogastronomico o un mensaje en "Astronomía a tu Alcance" en facebook bastará para saber vuestra opinión, que respetamos, valoramos e inmediatamente contestaremos en el medio que nos la hayáis enviado. Por encima de todo estáis vosotros.

Un saludo a todos, muchas gracias por leernos día tras día, y feliz fin de semana a todos. ¡Sed felices!

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal