13 de diciembre de 2012

El Fin del Mundo 2012 - Posibles Hipótesis de lo que podrá suceder (II)

Saludos lectores, hoy les traeremos la segunda entrega de la saga del fin del Mundo, esta vez las posibles hipótesis de lo que podrá suceder. Mañana irán los argumentos a favor -comprobaciones- y los documentos en contra -detractores-.

Muchas hipótesis han sido planteadas para la teoría del Fin del Mundo de 2012, que ocurrirá ahora dentro de 8 días. Tras la entrada de ayer, con la que aclaramos cómo surgió dicha teoría, comenzaremos con los posibles sucesos que se han planteado como mecanismos de desarrollo del Fin del Mundo predicho por los Mayas.
Nostradamus

Miguel de Nostradamus, el mayor vidente de la historia, (y astrólogo), predijo hace cinco siglos que el mundo finalizaría, y, en su "libro perdido", descubierto hace 30 años, ya en 1982, dibujó unas torres ardiendo y mencionó gráficamente la que sería una ciudad muy similar a la actual Nueva York (¡pudo predecir el 11-S!), a esa ciudad la llamó "Ciudad Nueva". Del fin del mundo, dijo que sería en 1999, cuando un rey del terror bajaría del cielo apoderándose de los humanos. El calendario que usó Nostradamus tenía 10 meses, -la hipótesis gira en torno a 3 ó 4 calendarios-, y de hecho, los conspiranoicos creen que, de ese 1999 a ese 2012, van 13 años, los mismos años que baktuns predijeron los mayas, así que todo podría tener una relación en la historia. Nostradamus predijo el fin del mundo cuando Marte -Dios de la guerra-, reinara y un rey del terror bajara de los cielos.

Explicación de la teoría de la inversión de los polos

La hipótesis de la inversión de los polos terrestres: Geofísicos y astrofísicos de renombre llevan juntos realizando simulaciones y cálculos por ordenador en los que, predicen la inversión de los polos magnéticos terrestres para 2012, probablemente a finales de este año (pudiendo coincidir con la famosa fecha del 21 de diciembre de 2012), progresivamente. Esto causaría desorientación entre los animales, y la última vez que ocurrió (hace millones y millones de años), se extinguieron los dinosaurios de la faz de la Tierra. Según esto, podríamos morir debido a ello, que sería algo "muy importante y serio", pues al cambiarse los polos -y el magnetismo- terrestre, habría desórdenes climáticos, alteraciones biológicas, desastres naturales, cambio de corrientes, etcétera, lo cual sería probablemente mortal para nosotros.


Está también la hipótesis Némesis. Esta hipótesis, formulada por tres astrónomos aficionados hace 28 años, en 1984, indica que el Sol forma un sistema binario, teniendo una compañera, llamada Némesis, que probablemente fuera una enana marrón ligeramente más grande que Júpiter y a varios años luz de la Tierra. Ésta podría desviar cuerpos hacia nosotros. Según esta hipótesis para el fin del mundo, cada 26-32 millones de años, una catástrofe a nivel de extinción ocurre a nivel mundial, cada 80-90 millones de años, ocurre una gran extinción, que acaba con diversas especies, y cada 260-270 millones de años aproximadamente, ocurre una verdadera hecatombe, coincidiendo con el paso del Sol por el plano de la galaxia. Este suceso propicia que el Sistema Solar entero cruce nubes interestelares o asteroidales, que, con su polvo y su opacidad, bloquean la luz celeste y solar, y podrían causar alteraciones mortales a todos los seres que se encuentren en la Tierra. La hipótesis del cinturón fotónico enuncia que, por el paso del Sistema Solar por una nube interestelar, al llegar a ésta, siendo opaca, oscurecerá durante días nuestro el cielo y podrá matar animales, dejando incomunicada la Tierra. Es quizá la más seguida de todas, que en la próxima entrada veremos que no deben preocuparse de nada.

La hipótesis de la colisión: Basándonos en el posible paso por el plano galáctico que sufriremos en 2012, en el que grandes nubes interestelares vendrían hacia nosotros, algunas atraídas débilmente por Némesis, nuestra compañera (que recordemos, es sólo un supuesto objeto de la ufología astrológica), que contendrían asteroides y cometas. Uno de estos asteroides o cometas, podría colisionar contra la Tierra. Haría falta un pequeño cuerpo, de varios kilómetros como mucho para causar gran desolación, y unas decenas de kilómetros para causar devastación. Es por ello por lo que podrían -según los creyentes de la hipótesis-, estos fenómenos pasar desapercibidos, y pillarnos súbitamente.

La tormenta solar: La hipótesis de la tormenta solar, apoyada por científicos incluso de la NASA, predijo que a mediados o finales del año 2012, una tormenta solar devastadora produciría una gran catástrofe a nivel mundial. El Sol continuamente expulsa llamaradas (o eyecciones), normalmente plasmáticas, que, pese a estar a 150 millones de kilómetros de nosotros, son lo suficientemente violentas para llegar a la Tierra, dándose así por ello fenómenos como las auroras boreales, debidas a la interacción de las partículas provenientes del Sol con las partículas del aire.


Una tormenta de "chorros" plasmáticos violenta proveniente del Sol, varias veces más fuerte que las registradas actualmente, podría enviar vastas lenguas solares con energía suficiente como para colapsar nuestros circuitos eléctricos. Por un momento, cuando esta lengua solar nos arrasara, veríamos como todos los aparatos empiezan a brillar, con más energía que nunca (las bombillas empezarán a deslumbrar), pero luego, cuando ésta pase veremos como todo aparato electrónico se apaga. Esta gran tormenta solar dejaría inutilizable cualquier satélite que orbite alrededor de la Tierra, así que las comunicaciones y los aparatos electrónicos y eléctricos, se acabarían para siempre, a no ser que, alguien (si no mueren personas), sin necesidad de ningún aparato electrónico invente una solución.


La hipótesis extraterrestre: Esta hipótesis -digna de la ficción-, dice que el fin del mundo ocurrirá con "el rapto", en el que alienígenas de un lugar desconocido abducirán a los seres humanos en sus naves, acabando con toda la población, pudiéndose adueñar del planeta o yéndose al suyo. Quizá ésta es la más surrealista de todas, aunque muchos creen firmemente, en base a supuestas fotos conspiranoicas tomadas a lo largo de la historia (cuya veracidad se ha puesto en duda y su base ha sido explicada), ellos podrían estar asediándonos todo este tiempo.


La hipótesis de la gran pandemia: una gran pandemia podría azotar la Tierra y provocar que el mundo se terminara, pero esto, junto a la hipótesis volcánica, queda desmentido. En 8 días no puede propagarse una pandemia mortal en la Tierra, cuando no existen enfermedades que en sus índices de mortalidad destaquen últimamente, ni volcán que en 8 días pueda sacudir la Tierra, pues el estado volcánico actual es bastante manso.

Así pues, ya hemos enunciado las principales hipótesis de lo que podría suceder el día del supuesto Fin del Mundo. Todas catastróficas, la gran mayoría generalmente mortíferas, y muchas de ellas difíciles de creer, otras refutadas, otras comprobadas, otras creíbles...

Y bien, ¿qué opinan ustedes? Comenten la noticia en Blogger, en twitter @Blogastronomico o en Facebook, en "Astronomía a tu Alcance", donde ya tenemos nuestro humilde perfil. Hagan saber su opinión; si opinan, saldrán dentro de la entrega en la que incluiremos las opiniones propias y de los usuarios, que merecen ser leídos a nivel global.

Buenas noches a todos, felices sueños y disfruten, que en unas horas comenzará el fin de semana. Esto es todo, ¡mañana más!
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal