19 de diciembre de 2012

Fin del Mundo 2012 - La cuenta larga NO anunciaba el Fin del Mundo. ¡No hay fin del mundo!

Saludos lectores, con esta entrada terminamos de refutar todas las hipótesis existentes alrededor del Fin del Mundo 2012 con las que hemos querido quitar el miedo a muchos lectores, despreocuparlos y tranquilizarlos, y por encima de todo, informarlos.  Hoy veremos que el Fin del Mundo SEGÚN LOS PROPIOS MAYAS no existió ni debería haberse hecho famoso.


¿Por qué decimos eso? ¿Qué pasó?


¿Qué pasó? ¡No habrá fin del mundo, alégrense! La famosa cuenta larga, que tenéis aquí su información, (para los que no habéis seguido nuestras entradas), era la cuenta de 13 baktunes de duración (5125 años) que acababa justo el 21 de diciembre de 2012, y que curiosamente, marcaba el final de la era maya, el final del mundo tal y como lo interpretamos nosotros, pero hubo una cuenta posterior que desmiente todo ello y además con unos cálculos mucho más largos y completos, en los que no se hace alusión alguna durante más de 7.000 años a fenómenos catastróficos.


Esta cuenta o calendario, encontrado en una casa maya en estado de ruina parcial, fue encontrado en una de las numerosas tareas de investigación arqueológica e histórica que se realizaron por la zona, en que numerosos investigadores entraron a una casa que poseía sus paredes pintadas, llenas de símbolos, cálculos y dibujos, que poco después se sabría que formaban parte de un calendario.


Estos calendarios no servían para fines del mundo ni nada por el estilo, pues los mayas no creían en ello, sino que servían para calcular las fases planetarias y lunares, además, podían prever hechos futuros muy importantes (no, no eran finales del mundo), tales como las guerras, fechas en que se coronarían los nuevos reyes, revueltas... Ellos eran grandes astrónomos y astrólogos que usaban sus cálculos para esos fines. Sus cálculos eran mucho más precisos que los que la gran mayoría de la población terrestre -y gran parte de los científicos- puede hacer con los medios que ellos usaban, así que el respeto hacia esta cultura ha de ser el máximo. Pudieron calcular los eclipses (que según ellos predecían cambios estructurales en su gobierno) solares y lunares, las fases de Venus y Marte y más acontecimientos importantes, todos menos el Fin del Mundo, quizá porque no existe para ellos.


Los mayas tenían gran afición hacia los astros, y de hecho estos calendarios en su casa no son nada extraños, pues sus casas eran utilizadas como observatorios astronómicos y astrológicos. Sus casas estaban realizadas con suelos cóncavos normalmente, y que esto servía de observatorio. ¿Cómo puede ser así? Los mayas rellenaban de agua el suelo cóncavo, y realizaban tejados de material removible, así, cuando querían observar los astros, quitaban el techo en la zona que querían observar, y así pasaba la luz de las estrellas, que se reflejaba en el agua que habían rellenado. Así miraban el reflejo de las estrellas en el agua y, día tras día y mes tras mes calculaban los movimientos que sufrían los astros, en lugar de mirarlos a simple vista, que es más dificultoso. Esto se hacía con fines astronómicos y en gran parte astrológicos, sólo que sus predicciones eran mucho más objetivas que en la astrología actual.


Este calendario, que ocupaba varias paredes de la casa de esta familia maya, estaba compuesto por una serie de cálculos que se prolongaban hasta ¡7000! años en el tiempo, y se debió escribir, basado en dataciones y cálculos, en torno al año 900 después de Cristo (4014 años después de la cuenta larga), y se prolongaría hasta el año 8000 después de Cristo. ¡Este calendario era más largo que la cuenta larga, y además era posterior a ésta!


Muchos os preguntaréis, ¿y qué? Pues bien, los mayas de esta misma zona, milenios posteriores a los que realizaron la cuenta larga, no tenían ningún concepto sobre el Fin del Mundo, lo desconocían, y no lo comprendían como algo plausible. El Fin del Mundo queda oficialmente desmentido precisamente porque éstos se contradecían y, en estos cálculos, aparece que, en 2012 no habrá nada extraño, será como todos los 7000 años que comprende la cuenta, y ni siquiera una fase planetaria cambiará. En ninguno de los 7000 años había fin del mundo alguno, y eso que sí que se preveían coronaciones.


Los mayas, que eran buenos astrólogos, supieron predecir que otra "cultura" acabaría con ellos o con gran parte de ellos. No tardaron en llegar los españoles, así que a esta cuenta "hiperlarga" de 7000 años hay que tenerle respeto. En ella no aparecía ningún fin del mundo, -no hasta el año 8000 al menos-, y los mayas no tenían prevista catástrofe alguna, salvo, algunos grupos su desaparación a manos de los españoles, pero ninguno de ellos, ni de las otras tribus en sus grabados, predice ninguna catástrofe, ni siquiera la cuenta larga lo hace directamente.


Y bien, hasta los mayas -origen de todo esto-, lo desmienten. ¿Les ha servido esto para enterarse mejor de la hipótesis? ¿Les han servido todas estas numerosas entradas que les hemos realizado? ¿Han cambiado su pensamiento o su punto de vista? ¿Le han tranquilizado o despreocupado? Nos encantaría saber su opinión y el grado de ayuda que les hemos proporcionado a cada uno de ustedes, nos harían muy felices si nos lo contaran. ¡Iniciemos un debate!

Muchísimas gracias a todo, como colofón final esta entrada, y mañana, con vuestras opiniones, que seguro que no tardarán en llegar, elaboraremos la entrada, el último paso que daremos. Esperemos que os haya servido y os haya gustado. Podéis comunicaros con nosotros en Blogger, poniendo un comentario aquí abajo, en Facebook dando a Me Gusta y comentando en la página de Astronomía a tu Alcance o en twitter en @Blogastronomico. Cuando pase el 21 de diciembre anunciaremos un foro provisional por si les interesa.

Buenas noches a todos (buenas tardes si residen en América), que pasen buena noche, buen día, felices sueños a todos y lo principal: ¡Muchas gracias y Feliz Navidad compañeros!
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal