17 de diciembre de 2012

Fin del Mundo 2012 - Todo sobre el cinturón fotónico, ¿es verdad que nos quedaremos a oscuras? (V)

Bueno, queridos lectores, debido a que hemos recibido un gran tráfico de búsquedas relacionado con la hipótesis del cinturón fotónico, queremos dedicarle una entrada entera a esta hipótesis, relacionada con la teoría del Fin del Mundo maya de 2012.


Lo primero, ¿qué es la hipótesis del cinturón fotónico? ¿A qué hace alusión? 



La hipótesis del cinturón fotónico, quizá una de las menos místicas de todas cuantas se han formulado para el fin del mundo, enuncia que la Tierra -y el Sistema Solar-, atravesará una nube interestelar, la cual nos dejará a oscuras durante un mínimo de 3 días, inhabilitando satélites, dejándonos en la más absoluta umbra y pudiendo causar un cambio psíquico y llegando a la muerte. Esto será debido a que, la supuesta nube que atravesemos, de alta opacidad por su material (polvo, gases, etcétera...), reflejará toda la luz que la Tierra reciba del Sol, hecho por el cual ningún rayo de luz proveniente del exterior traspasará esta nube y por tanto, la Tierra. Permaneceremos a oscuras, supuestamente los famosos 3 días que dure el paso de esta nube, y permaneciendo unos cuantos días más -según hipótesis- en una penumbra. Esto, para muchos, conllevaría la muerte.


Unos dicen que la muerte llegaría porque ésta, cargada de gases, (como todas las nubes interestelares) y polvo, podría contaminar la Tierra. Otros dicen que esto sería debido a que, si la nube durara un tiempo mayor, los animales empezarían a morirse, por sus alterados ciclos del sueño, y los humanos también podrían seguir su camino, nuevamente porque sus ciclos biológicos se verían cambiados y porque, dada la incomunicación, podrían desarrollar una adaptación permanente a la oscuridad, solipsismo y demás enfermedades. Lo que ocurre, en definitivas cuentas cuando se da el fenómeno de la noche polar, que dura durante horas e incluso días en algunos puntos terrestres, que podéis leer en este mismo blog.

Y ahora bien, ya conocemos la hipótesis, en qué se basa y lo que podría causar, según los defensores de la misma, pero, científicamente... ¿qué tiene de verdad?

Ahora os vamos a enunciar todos los argumentos que desmontan esta teoría, la propuesta comúmmente como el escenario del fin del mundo, y que podría, en definitiva, asumir que no habrá ningún cataclismo, fin del mundo ni oscuridad perpetua el 21 de diciembre. Veamos:


Lo primero que hemos de saber y que nos tranquilizará: El Sistema Solar YA está pasando por una nube interestelar, en la cual se encuentra en su centro. Esta nube interestelar, situada entre las estrellas de Altair y Sirio, es una nube interestelar muy débil, de baja concentración atómica, una de las muchas que podemos encontrar en cualquier zona de nuestra galaxia, y que son absolutamente normales. ¿Hemos de preocuparnos? ¡Claro que no! Esta nube por la que llevamos cientos y cientos de años pasando (no es un cambio que, como en esta hipótesis, se dé de un día para otro, si no de miles de años en miles de años...), es una nube muy poco densa, sin apenas material, muy dispersa. La concentración atómica de nuestra atmósfera es trillones de veces mayor que la de la nube que atravesamos. Nuestra atmósfera, trillones de veces más densa, al contrario de oscurecer el planeta, lo ilumina, y de hecho, si no la tuviéramos, veríamos el cielo negruzco. Una nube mucho más lejana y trillones de veces menos densa, no puede ser ni siquiera detectada a simple vista, y sólo es detectable con el uso de buenos instrumentos radioastronómicos.

Entonces, ¿hay peligro alguno?


No. No se preocupen, porque no hay motivo para hacerlo. Ya estamos pasando una nube interestelar, y es rara la ocasión en que coinciden, en la inmensidad del espacio dos nubes. La segunda nube interestelar más cercana es la de las Pléyades. Si han observado sus fotografías, incluso si han observado por un buen telescopio, verán cómo están recubiertas de una enorme nebulosidad, azulada y bastante densa. Ésa es la nube más cercana a nosotros, y la que, postrándose ante nosotros podría producir cambios notables. Es fácilmente visible desde los 400 años-luz desde que la observamos, envolviendo todas sus estrellas, así que, a varias unidades astronómicas, dentro del cúmulo, las alteraciones estarán a la orden del día; si hubiera un planeta su cielo a simple vista sería curioso.

¿Es esta nube la que todos vaticinan?


No, por lo que no hay peligro. El Sol se acerca en dirección hacia esta nube, o por lo menos orientada hacia allí, hacia la constelación de Tauro, donde se encuentra, pero esta lejísimos, a 400 años-luz; para que el Sol llegara a las Pléyades, necesitaría unos 600.000 años, sabiendo que se mueve a 216 kilómetros por segundo alrededor de la galaxia. Eso sin contar que las Pléyades se alejan también a una determinada velocidad respecto de nosotros, por lo que quizá nos iríamos a un tiempo mayor. El cinturón fotónico no lo viviremos nosotros, y probablemente ningún humano. ¿Entonces, de qué os preocupáis?


No hay que preocuparse de ningún cinturón fotónico ni de ninguna nube interestelar. Ya pasamos por una, que ni siquiera podríamos detectar de no ser por la radioastronomía, y además, la más cercana está a 600.000 años de nosotros... El fin del mundo (por el supuesto cinturón fotónico) ocurrirá dentro de 4 días, pero el real -si se diera-, se daría dentro de 600.000 años... ¿Ligera diferencia, no? Por lo que no debemos temer a nada.


Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Os ha servido de algo el leer esta entrada? ¿Habéis cambiado de opinión? ¿Qué creéis que ocurrirá con el fin del mundo? Ya podéis encontrarnos en nuestro foro, donde, poco a poco iremos haciendo pruebas, y que ya podéis registraros; incluso, como visitantes, podréis comentar. ¿Queréis que hablemos del Fin del Mundo? Cuando queráis, allí estaremos varios usuarios. ¿Queréis opinar por las redes sociales? Dejadnos un mensaje por blogger, un tweet en @Blogastronomico o un mensaje en nuestro perfil de "Astronomía a tu Alcance" en Facebook, donde leeremos y escucharemos vuestra opinión y la incluiremos de cara a la siguiente entrada, con vuestras opiniones. El fin del mundo tendrá vuestro rostro, vuestra opinión imortalizada.

Vamos a seguir con alguna entrada más estos días, y volveremos a incluir las opiniones que nos lleguen, así que si quieres hacer famosa la tuya, y que sea leída y escuchada por cientos de personas que la valoren, háznosla llegar. Luego informaremos de nuestro foro. ¡Sed los primeros!

Saludos a todos y buenas tardes, que comencéis con buen pie la semana, y feliz Navidad a todos.