18 de junio de 2013

Valentina Tereshkova. 50 años de historia espacial femenina.

Hoy la nueva entrada está enfocada para que conozcáis la historia brevemente de la mujer en el espacio y de su artífice, Valentina Tereshkova (6 de marzo de 1937 -), mujer rusa que tiene el honor de haber sido la primera fémina en viajar al espacio y una de las pocas afortunadas y que esta semana cumplió 50 años desde su famosísima travesía.

Cara de alegría y júbilo de Valentina al traspasar con éxito la barrera
del espacio exterior.

Un 16 de junio de 1963, a las 12 horas y 30 minutos en la capital rusa, Moscú, entraba en la órbita terrestre una nave, la Vostok 6. Lo que la hace distinta fue su piloto. Valentina Tereshkova se convertiría en la primera mujer en alcanzar el espacio exterior y en tripular una nave espacial. Nunca ninguna mujer hasta esa fecha lo consiguió. Las palabras de Valentina, que contaba con 26 años en aquel momento, fueron: "¡Cielo, quítate el sombrero!", en alusión a que el espacio para ella ya no tendría ningún secreto y sería la primera en surcarlo y en descubrirlo, "quítate el sombrero" también para apreciar a la primera mujer que lo visita, hecho meritorio.

Imagen de Valentina Tereshkova, unos años antes de su retirada.

Hoy día, se sigue tomando a Valentina Tereshkova como un referente a nivel femenino por su gran valentía y labor como astronauta, por haber roto el dominio machista de aquella época, por haber sido la primera mujer en salir de la Tierra, por haber seguido viajando y tripulando hasta pasados sus 50 años y por haber sido un ejemplo no sólo de valentía y labor sino de constancia, de esfuerzo y de preparación, pues sin el trabajo que ella hizo durante tanto tiempo y la preparación que adquirió con sus ansias de visitar el espacio, jamás habría conseguido las hazañas que la hacen famosa. Aquellos días de vuelo en que dio hasta medio centenar de órbitas alrededor de la Tierra no fueron fáciles para ella, pues sufrió recaídas y momentos de verdadera debilidad por las hostilidades del espacio, que le evitaron pilotar y posicionar correctamente la nave, pero no evitaron que ella llevara al día su cuaderno de bitácora y aportara decenas de imágenes del espacio a sus compañeros de Tierra. Sus padres no supieron de ese viaje hasta que el suceso dio la vuelta al mundo; ella tenía miedo de que no se lo permitiern y puso como excusa un "torneo de paracaidismo". Lucha, superación, afán divulgativo, amor por la ciencia y mucho empeño en cambiar la situación de la mujer fueron el resumen de la hazaña de Valentina.

Nuevo museo de Yaroslávl en honor a los cosmonautas
rusos.

Hace escasos 2 días, se abrió un museo en Yaroslávl, Rusia, coincidiendo con la fecha del 50º (quincuagésimo) aniversario del viaje de Valentina en honor a los cosmonautas rusos, en que se podían ver fragmentos, imágenes y demás archivos y textos en los que, a modo de salón, los visitantes podían aprender sobre la historia cosmonáutica rusa. Aquel día, en la ciudad natal de Valentina se comenzaron las obras de una nueva catedral en su honor, y dicho museo fue acompañado de un espectáculo de aviones y paracaidistas, en la ciudad de Yaroslávl.

Valentina en la rueda de prensa de la ONU.

No estuvo en aquel acto inaugurativo y conmemorativo Valentina pero sí en un homenaje de la ONU en Viena en que dio una completa rueda de prensa y recibió las congratulaciones de un gran número de presidentes y diplomáticos, entre ellos el de su país, Rusia: Vladímir Putin. En ella dio una rueda de prensa muy importante, en la que exclamó querer viajar a Marte aunque sólo se tratara de un viaje de ida, sin regreso. Marte es su planeta favorito y es un planeta en el que ella estaría dispuesta a viajar de nuevo, aunque se muestra pesimista y dice que "lamentablemente esto no ocurrirá en un buen tiempo".


Recreación de una posible tripulación a Marte.

Cuando le preguntaron sobre las misiones y la vida (posiblemente en alusión al Curiosity), ella contestó que, "si en Marte hubo vida, nada puede negar que no la haya ahora" y "si antes la hubo, posiblemente haya detrás un suceso inexplicable, o una catástrofe, ¿por qué si nunca se ha mencionado dicha catástrofe no puede haberla aún?"

Y sobre su deseo de volar, dice que "se muestra dispuesta a ello, sobre todo para ir, aunque no regrese, a Marte, pero tiene en cuenta su avanzada edad y la insuficiente tecnología actual para ir a Marte en un lapso de tiempo lo suficientemente breve como para no morir en el viaje".

Estatua al "padre" de la cosmonáutica rusa y 
también el artífice de este hito, Serguéi Koriolov.

Entre las preguntas destacadas que se le realizaron, se preguntó por el gran periodo de tiempo que pasó entre el primer viaje -de Valentina-y el segundo viaje ruso al espacio exterior, separados 31 años en el tiempo, (ya en era Post-Soviética). A lo que ella contestó que "el sueño del padre de la cosmonáutica rusa, Serguéi Koriolov, era realizar una misión toda formada por mujeres y crear una instrucción para el futuro, pero éste marchó y el nuevo presidente, con un punto de vista más machista y con una opinión muy diferente, decidió cortar estas ideas en seco".

Yelena Serova, próxima mujer rusa en viajar al espacio.

Por último, debida a esta gran noticia del medio siglo desde que Valentina marcara un hito en la historia, el máximo organismo de su país, la Agencia Espacial Rusa o ROSCOSMOS, ha anunciado que en 2014 tendrá el honor de viajar al espacio otra mujer, en este caso Yelena Serova, de 37 años y que ya cuenta con experiencia e instrucción en el mundo de la cosmonáutica.


Así pues, esta ha sido brevemente la noticia de hoy. Pronto os traeremos más a fondo la biografía de la gran Valentina Tereshkova, un orgullo para todos los cosmonautas y un gran hito en la historia de la mujer en el espacio, el mayor sin lugar a dudas. Cualquier comentario que queráis hacer, sugerencia, opinión, duda o cuestión, podéis plantearlo en @Astroatualcance en twitter, en la página de Astronomía a tu Alcance en Facebook que tenéis arriba de la página o en un comentario de Blogger. Muchas gracias, buenas noches a los españoles y buenas tardes a los americanos.