24 de abril de 2013

Meteorito se estrella contra una casa en Connecticut [Estados Unidos]

En febrero fue el asteroide de Rusia el que dio el percance, este mismo domingo (hace días) les contábamos la caída de un meteorito -otro- en Argentina, y ahora uno ha ido más allá, en Connecticut hace escasas horas, al estrellarse, literalmente, contra el tejado de una casa y atravesarlo.

Si hace días les contábamos algo nunca visto por aquellas tierras, como es la caída de un meteorito en tierras argentinas, hoy el suceso ha sido con otro meteorito, que sí que ha sido evidentemente localizado y fotografiado; ha caído en una casa de campo en Connecticut sin tener que lamentar más incidentes.


El suceso ocurrió este sábado a las 22.20 -hora local estadounidense-, ya domingo en España. El dueño de la casa oyó en ese instante un sonido muy fuerte que llegó a retumbar por toda la casa, pero no le dio más importancia, y lo atribuyó a la rotura de alguna viga del desván o cualquier mueble que pudo haberse caído. La sorpresa llegó la mañana siguiente, cuando el vecindario entero había acudido a la policía para denunciar la explosión que ocurrió, que llegó a hacer temblar las ventanas y puertas de los inmuebles situados en las ciudades periféricas.


El dueño del inmueble sin duda se llevó una sorpresa al ver que no fue ninguna viga si no un fragmento rocoso lo que había roto el tejado del ático y las tuberías de cobre. Además podemos hacernos una idea del impacto ya que la roca se partió al impactar en el tejado, con un caos de rocas alrededor de la parcela.


La policía ya estaba alertada por todo el vecindario de una fuerte explosión, que fue la que ocurrió en el momento en que el meteorito se precipitaba hacia la casa. Un meteorólogo confirmó que con total probabilidad era un meteoro, y después, encargados de la Universidad de Yale confirmaron, como se sospechaba, que era una roca meteórica. Esta roca también con total seguridad se deba a la lluvia de estrellas de las Líridas, que estaba a días de su máximo. Como explicamos en esta misma entrada, las Líridas suelen caracterizarse por poseer una gran densidad de bólidos -famosas por ello- y a veces, como en el meteorito de Argentina y en el meteorito de Connecticut, tal es su tamaño que llegan a la superficie.

El meteorito ha sido llevado a investigar, y pese a haberse fragmentado, se conserva un trozo del mismo, de entre 10 y 15 centímetros, dimensiones similares a las del meteoro de Santiago del Estero.


Obviamente, no hay ningún misterio más que una lluvia de estrellas tras de estos sucesos, y evidentemente es imprevisible porque no tenemos control de los miles y millones de trozos que diariamente caen a la Tierra, porque es imposible medirlos, así que no hay que preocuparse por ningún suceso. En este caso el meteorito estuvo más cerca y llegó a causar daños pero no fue más allá.

Esperemos que os haya resultado útil, siempre informando. Si queréis comentar podéis hacerlo por Blogger, en Facebook donde ya somos 387 gracias a vosotros y en Twitter, donde recordad, nos cambiamos de nombre, siendo ahora @Astroatualcance. Muchas gracias a todos.