21 de abril de 2013

Bola de fuego en Argentina. [Santiago del Estero y más]

Saludos, siguiendo con las publicaciones, os traemos la noticia del avistamiento del Norte de Argentina que ha causado el pánico y la incertidumbre de muchos argentinos.


Hoy, en torno a las 3.20 de la madrugada, hora local argentina, se avistó un fenómeno natural, pero aún así muy extraño. Un bólido (o fireball en inglés), de un inusitado brillo surcó el cielo por un instante, iluminando el cielo y precedido por un atronador ruido. Poco después de este gran bólido, se pudo avistar una estela de humo que duró hasta pasado el amanecer y que fue objeto de cientas de fotografías.

Vídeos tomados desde distintos lugares de Santiago.

Las líneas teléfonicas se saturaron de llamadas, principalmente hacia la policía para ver qué estaba ocurriendo, por parte de vecinos que estaban atemorizados por este suceso, que nos recuerda al que ocurrió en Rusia hace unos meses. Algunos vecinos, incluso, llegaron a captar este enorme meteoro, que duró dos segundos. Los vecinos cuentan que salieron, algunos, sorprendidos por el brillo del cielo, otros por el estruendo que esucharon creyendo que era el impacto de un meteorito o similar, y otros salieron alertados por los ladridos de los perros que lo presenciaron, creyendo que sucedió un robo. Otras personas entraron en estado de ansiedad o gritaron; según nos narran, era la primera vez que algo así ocurría.


El fenómeno pudo ser visto no sólo desde Santiago del Estero, sino desde otros puntos como Tucumán, Santa Fe, Chaco, Salta, La Rioja -Argentina-, y Catamarca, debido a que el meteoro se incendió a una gran altitud, por lo que pudo ser visto desde más lugares, principalmente del Norte Argentino. Desde donde más vídeos y material nos ha llegado es desde Santiago del Estero, donde se han tomado instantáneas y vídeos como los que véis.

Explicación

El fenómeno no ha sido nada más y nada menos que el avistamiento de un pequeño meteorito. Todas las noches caen decenas de pequeños fragmentos del tamaño de un grano de arena, que se iluminan como estrellas fugaces al entrar en contacto con la atmósfera, las típicas estrellas fugaces. Usualmente son tan pequeños que se incendian brillando efímeramente, sin más.

Vídeo en el que se aprecia el meteorito cayendo.

En este caso, el fragmento no era un grano de arena, era una roca de casi 20 centímetros (un palmo, aproximadamente), que ha entrado a la atmósfera a una velocidad de 130.000 kilómetros por hora (unos 36 kilómetros por segundo), una velocidad extraordinaria.  La velocidad de entrada a la atmósfera y su tamaño, al entrar a la atmósfera, han desatado una fricción máxima al entrar en contacto con las partículas atmosféricas, y el desencadenante ha sido esa bola de fuego (literalmente, porque el meteorito ardía), acompañada del gran estruendo, que superaba la velocidad del sonido. Además, por el color de la estrella, este fragmento bien pudo ser metálico, posiblemente de níquel entre otros materiales.


Es muy probable y casi seguro que hayan caído fragmentos en la superficie, aunque dado el tamaño del meteorito, unos 20 centímetros, los trozos resultantes del proceso de desintegración podrían medir entre 0,2 y 2 centímetros, además, dichos fragmentos habrían de ser buscados alrededor de cientos de kilómetros, lo cual resulta en una probabilidad de millones de que pudiéramos encontrarlos.


Y bien, informados de todo esto, espero que no cunda el pánico, no hay de qué preocuparse, no ha sido nada y no hay motivos para llamar a la histeria. Ha sido algo muy extraño para la zona y una vivencia posiblemente única para todos los argentinos, pero toca volver a la normalidad. Un saludo, si les ha servido comenten aquí, en nuestra página homónima de Facebook o en twitter @Astroatualcance. Saludos a todos.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal