31 de octubre de 2014

El avión espacial SpaceShipTwo se estrella dejando un muerto y un herido grave.

Aciaga semana para los vuelos espaciales. Primero la explosión del cohete Antares y ahora la noticia que nos acaba de llegar:

El avión espacial SpaceShipTwo, fabricado por la compañía de vuelos espaciales Virgin Galactic, se ha estrellado hace poco más de una hora en el desierto de California, saldándose este trágico suceso con la muerte de su copiloto. Mejor suerte corrió el piloto quien, pese a haber resultado herido grave, continúa con vida.

Esta era la primera prueba que se realizaba desde enero, ya que con este mismo avión accidentado se pretendía comenzar a ofrecer vuelos especiales en breves.

Una noticia sin duda que lamentar y que se une a la del Antares que, a su lado, se convierte en un suceso menor. Sólo queda lamentar la muerte del copiloto y desear la pronta recuperación del piloto. Como dijo Neil DeGrasse Tyson: 'El espacio es complicado'. Descanse en paz.


Muchas veces se cree que viajar al espacio es muy sencillo, tanto como la televisión nos lo enseña. Que sólo es coger un cohete, una aeronave o un avión y llegar, pero lo bien cierto es que para que eso sea posible hay un equipo abrumador de ingenieros, físicos, científicos y controladores que trabaja para que no haya ningún error, para construirlos, para hacer los cálculos precisos para que lleguen adonde deben, para monitorizar que todo llegue como debe y solucionar los contratiempos que pudiesen suceder. No es tan sencillo como enviar una nave, aunque lo veamos así. Tan cierto como que el espacio no es una calma y una serenidad como la que las imágenes reflejan. 

El espacio es hostil, y las condiciones para viajar en él, todavía peores y, por mucho que hayamos logrado surcarlo, seguiremos siendo incapaces de controlarlo, y de controlar los imprevistos que puedan ocurrir, como la basura espacial o las condiciones físicas y climáticas que puedan hacer que nuestros aparatos se dañen, o exploten, como ocurrió hace unos días y varias veces en los últimos años. Podemos perfeccionarlos para que no ocurra, pero no podemos controlar qué ocurre u ocurrirá allá arriba. No podemos controlar la naturaleza por mucho que nos hayan enseñado lo contrario, porque, como dice -y me reitero-, Neil DeGrasse, el espacio es difícil, complicado. Es todo o nada.

Tenéis esta misma información y algún que otro detalle más sobre el suceso en la página web del portal de ciencia 'CienciaPlus' de EuropaPress: Enlace a la noticia.

Muchas gracias por todo, descanse en paz este héroe y tengan una buena noche de Halloween. Buenas noches, España, buenas tardes, América.