23 de mayo de 2013

Asteroide impacta la Luna

La NASA, hace un par de días, difundió un vídeo en que se podía observar cómo un asteroide impactaba la Luna. Este asombroso vídeo data del 17 de marzo, dos meses antes de la fecha de publicación, por lo que en un principio ha hecho que esta noticia no haya sido tan trascendental como hubiera sido de esperar, aunque sí tiene una importancia significativa si pensamos en las recientes noticias de impactos en distintos puntos de la Tierra. Impacto en Connecticut. Impacto en Santiago del Estero. Para los rezagados que no la leyeráis, tenéis también a vuestra disposición y en exclusiva por vuestra fidelidad una entrevista a Rafael Bachiller, uno de los mayores astrónomos españoles.


El 17 de marzo de 2013 (no confundir con el 17 de mayo que apuntaban otros medios que fue cuando se mostró al mundo), pudimos ver cómo un asteroide de entre 30 y 40 centímetros (casi dos palmos), impactó la Luna a una velocidad aproximada de 90.000 kilómetros por hora (exactamente 25 kilómetros por segundo). La zona exacta del impacto fue Mare Imbrium (Mar de la Lluvia). En la imagen podemos ver perfectamente su lugar exacto.

Vídeo de NASA Explore

El impacto de un cuerpo como éste, de 40 centímetros y unos 40 kilos de peso y a una velocidad de 25 kilómetros por segundo, desencadenó una explosión equivalente a 5 toneladas de dinamita, y se hizo visible a simple vista sin necesidad de telescopio en el momento de su impacto. Quien se encontrara aquel día buscando el cometa Panstarrs, es muy posible que hubiera podido ver este impacto a simple vista.


De hecho, este impacto ha sido considerado como el más fortuito observado estos últimos años en la Luna del que se tenga constancia, y 10 veces más grande que cualquiera detectado en cualquier satélite terrestre. Precisamente de haber impactado en la Tierra hubiera causado sendos destrozos, que podrían derrumbar en seco sendas urbes. Este hallazgo fue posible gracias a un satélite de observación de la NASA, ya que al parecer no fue grabado por ningún aficionado.

Muchas gracias a todos por la lectura, podéis opinar en un comentario de Facebook (en la página homónima en que somos ya 447), en Twitter, donde llegamos al medio millar o aquí mismo, en Blogger. Muchas gracias por su paciencia, buenas noches en territorio peninsular, buenas tardes a los lectores americanos.