8 de octubre de 2012

Se ha desviado por precaución la ISS

Saludos, lectores del blog, hoy retomaremos la actividad con una noticia de un tema que no he tocado mucho, pero que poco a poco iré hablando de él e intentaré que el blog abarca el mayor contenido posible, porque es interesante. Ese problema es la basura espacial.

                              (La imagen inferior retrata la órbita de la ISS. Se actualiza periódicamente).

La ISS, siglas de Internatial Space Station, en castellano: Estación Espacial Internacional, fue ligeramente desviada con el fin de cambiar su órbita débilmente, para evitar la colisión con cualquier objeto que pueda resultar peligroso.

No es la primera vez que ocurre, y es tal la cautela, que se realizan cambios así cuando las probabilidades de choque con cualquier partícula superior a 10 centímetros superan ¡1 entre 10.000! esto es aproximadamente un 0,01 por ciento de probabilidad.

 
Pero dado que en estos momentos están  6 personas dentro de ella -de los cuales 3 son rusos, 2 estadounidenses y 1 japonés-, hay que extremar precauciones, y es que cualquier hecho no previsto podría suponer graves consecuencias.


Cualquier medida es poca, ya que se estima que hay por encima de 21.000 partes o cascotes orbitales mayores de unos 10 centímetros, para hacernos una idea, de medio palmo. Estos trozos, de chocar con la Estación Espacial Internacional, podrían causar una catástrofe, o al menos, un suceso muy serio.


 Incluso el impacto de una gota de pintura a tales velocidades (miles de kilómetros por hora), supondría el surgimiento de un cráter en la chapa y el revestimiento de la misma, y hablamos de diámetros milimétricos. Aquí arriba tenemos la imagen del cráter que hizo una gota de pintura vagando por el espacio.

Como hemos dicho, fue ya desviada y con éxito; el cambio no fue muy sustancial, pero sí lo suficiente como para esquivar las probabilidades de 1 entre 10.000 de choque, y mandarla a una zona de baja densidad de basura espacial, siendo así que se encuentra en una zona con probabilidades de la millonésima parte, por lo que se espera no tener que volver a desviarla.

 
La basura espacial es un grandísimo problema, ya que engloba desde sondas, restos de cohetes, restos de pintura de chapas, materiales de instrumentos, cápsulas, satélites en desuso... Ya que muy pocos de ellos realmente logran aterrizar de forma segura en la Tierra, y es frecuente ver cómo se desintegran violentamente en la atmósfera, como el satélite ROSAT, hace ya 1 año.

Se estima que hay decenas de miles de trozos de basura espacial de dimensiones considerables, las suficientes como para causar estragos y daños, ya sea a satélites o estaciones en uso (como los que usamos, o la ISS mismo), o como para poder caer algún día en la atmósfera y poder hablar de hechos trágicos, aunque no obstante las probabilidades son bajas.

Mucho se ha querido hacer para evitarla, pero lo cierto es que no ha habido un gran número de avances en esta materia, que, a priori, resulta muy peligrosa a la hora de mandar más sondas al espacio exterior o de tener que volver a desviar la ISS, ya que, aunque las probabilidades sean de un 0,01%, siempre se podrían dar, y si no pudiéramos conocer la situación de los fragmentos, ya podríamos estar hablando de daños serios.

En fin, esperemos que se considere un poco este problema, y desde nuestra "redacción", también esperamos que os haya gustado nuestra entrada, mañana seguiremos con la normalidad y prometemos actualizarlo más regularmente.

¡Muchas gracias a todos! Y a los valencianos, como nosotros, que nos leáis,  ¡Feliz 9 d'octubre, feliz día de la Comunitat Valenciana!
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal