30 de septiembre de 2012

Existió en un pasado agua en Marte

Hoy, os traemos una nueva noticia, muy reciente, que apenas acaba de ser saboreada por los astrónomos de todo el mundo: Se ha confirmado la existencia en un pasado de agua en el planeta marciano.

Al parecer, el robot Curiosity, lanzado el 6 de agosto de 2012, hace ya 55 días, se hallaba explorando el suelo marciano, cuando se encontró con una peculiar formación, que quedó registrada en las cámaras del mismo.

Aquí vemos una comparación de los sedimentos encontrados en marte (izquierda) y los encontrados en la Tierra (derecha). Son idénticos.


Dicha formación consta de una larga serie de sedimentos, como rocas, pequeños cantos rodados y guijarros, algunos incluso compactados entre sí, que confirman que debió haber un río que debió transportarlos.

Para poder transportar tal cantidad de guijarros, piedras y pequeños elementos rocosos, el río debió de medir incluso 1 metro de alto, por lo que el caudal de agua debió ser abundante y continuo, ya que los sedimentos encontrados, deberían de haber sido arrastrados a lo largo de 40 kilómetros. Esta continuidad es lo que más le importa a los astrónomos.

Habiendo tenido en un pasado zonas bañadas por imponentes y caudalosos ríos, es casi seguro que pudo haber albergado (y de hecho, debió), vida, en el 99% de probabilidades bacteriana, pero para muchos astrónomos es cada vez más evidente que la hubo. En un pasado debió de ser una zona fértil.


Esto es en parte lo que se pretendía demostrar con el robot Curiosity, y es una tarea más para la que fue mandado, aunque diciendo la palabra "pasado", nos remontamos a millones de años, una distancia muy pequeña en tiempos astronómicos.

La opinión de los científicos ahora es casi unánime: hubo vida o hubo las condicones para que se diera. John Grotzinger, del Laboratorio de Ciencia de Marte de la NASA, tras haber analizado varias veces las imágenes y las características de los materiales transportados, llegó a la conclusión de que esa zona fue habitable (no podemos saber si habitada), en un futuro, y es que, con la existencia de agua, corrientes y un río continuo, es probable que otrora, ese suelo ahora desértico, fuera fértil (como le pasó al Sáhara en nuestro planeta), y pudiera albergar vida.

Sin duda, no dejan de sorprendernos  estas noticias, que últimamente, gracias a los medios disponibles, se suceden con mayor frecuencia, y es que, cuantas más cosas conocemos, más ignoramos.

Un saludo a todos, buen comienzo de semana para todos, y muchas gracias por leernos.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal