27 de agosto de 2012

Descansa en paz, Neil Armstrong.

Hoy os vamos a hablar de la trágica muerte de Neil Armstrong, una de las personas más conocidas de la astronomía moderna debido a que fue la primera en poner pie en nuestro satélite, la Luna y el primero en poner pie en un cuerpo extraterrestre.


Sus primeros años

Neil Armstrong nació en Ohio, en los Estados Unidos de América, el 5 de agosto de 1930, hijo de una familia de raíces alemanas, con padres y abuelos alemanes, y de una inteligencia sin igual. Dado el trabajo de auditor del Estado que poseía su padre, su familia se movió y él tuvo que habitar en distintas localidades durante sus primeros años de vida.



En su primera década de vida, desarrolló un interés muy grande por la ciencia y por la posibilidad de volar por los lugares, alentado por su padre, que lo llevaba a carreras y competiciones de aviones y avionetas que se celebraban cerca de su lugar. La pasión le vino en torno a sus primeros 5 años. 

A los 6 y 7 años ya había volado en un aeroplano y un pequeño avioncito de la época, satisfaciendo así su deseo de volar que ya había dicho muchas veces a sus cercanos.

Hora de decidir su futuro...

Poco después siguió con su amor a volar y a la ciencia, y dado que era una persona con una capacidad mental alta, estudió, y en 1945 estudió lecciones de cómo volar, en 1946 estudió para ser piloto, y en 1947 se graduó de sus estudios.



Tal era su capacidad que recibió becas, una de ellas para ser marine, la cual tuvo que aceptar, y se convirtió en piloto, estando durante varios años participando en misiones militares.

Abandonando la Tierra...

Ese mismo año, viendo su sueño de juntar la ciencia, la astronomía y el vuelo, se inscribió a la NACA (posteriormente sucedida por NASA), y tras un período de varios años como ingeniero y piloto de diversas sondas y vehículos espaciales, se mudó a Texas para aleccionarse como astronauta, y ser admitido, como ocurrió 4 años después cuando realizó sus primeros vuelos.



3 años después de ser admitido en 1966, corriendo el año 1969, 21 de julio exactamente, se logró la hazaña. Fue el primer hombre en pisar la Luna, hito por el cual se le conoce, una historia de superación y de cómo el perseguir tus sueños puede hacerlos realidad.


El hombre pisa la Luna...

El 21 de julio de 1969 será recordado por muchos como el día que el hombre abandonó la Tierra y visitó la Luna. 



Neil Armstrong, que ya contaba con casi 39 años fue el encargado de pisar por primera vez la Luna, a las 2.56 del tiempo universal en el Mar de la Serenidad. El vehículo espacial partió el 16 de julio, y no alunizó hasta el 20 de julio, por la noche.

Las mágicas palabras de Armstrong, se nos quedarán grabadas: "Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran paso para la humanidad". 



Sus acompañantes, "Buzz" Aldrin y Michael Collins se expresaron: "Hermoso, hermoso, magnífico"... Armstrong dijo: "La vista de la hermosa, magnífica desolación". Sus acompañantes, de acuerdo con él, dijeron: "Magnífica definición", aludiendo al paisaje, oscuro y siniestro.

No obstante, apenas duró un día el Apolo 11, que descendió a la Tierra fuera del lugar esperado debido a una reentrada en la cual el tiempo atmosférico del lugar previsto era tan adverso que tuvieron que desviarlo. Poco después cayó próxima al Océano Pacífico.

Una historia de éxito...

Armstrong, quien habló en plena Luna con el presidente estadounidense, era considerado un héroe del país y una persona del salón de la fama de la astronomía.



Fue condecorado con cerca de 20 medallas, como la Medalla de la Libertad, (mayor medalla ostentable por un civil del país), la Medalla de la Distinción de la NASA, la Medalla al Servicio Excepcional por la NASA, la Medalla del Honor del Congreso Espacial y 17 medallas más que le fueron concedidas por otras naciones extranjeras.

Sus últimos años...

Tras sus éxitos, hizo pocos vuelos. Efímeramente, fue un viceencargado de uno de los departamentos de la NASA.

Por un período de 8 años fue profesor de Ingeniería Aeroespacial en una universidad, la de Cincinnati, dejando el cargo en 1979, a punto de cumplir 50 años.



Durante 10 años fue presidente de la Computing Technologies for Aviation, del 1982 al 1992, cuando, con 62 años, decidió jubilarse, ostentando el cargo de presidente de la junta directiva de AIL Systems, una conocida empresa neoyorquina.

Jamás, por muy adinerado que fuera, por muy prestigiosos que fueran él y sus trabajos, no abandonó su vida en una casa campestre y con pocos caprichos. Era una persona algo tímida y muy conformista y extrovertida, con una inteligencia sin igual, y muy admirada por miles de astrónomos por el mundo.



Con 82 años, el 7 de agosto de 2012, hace apenas 20 días, tuvo que ser operado de urgencia, haciéndosele un bypass, tenía arterias obstruidas. No obstante su situación no era nada buena, su calidad de vida empeoró. El 26 de agosto en España (25 de agosto en Estados Unidos, por la diferencia horaria), a causa de la operación que se llevó a cabo para evitar la muerte, paradójicamente, falleció, aunque no se podría haber hecho nada por su vida sin aquella operación.



Todo el mundo, astrónomos, bisoños, aficionados, y gente de todo el mundo se ha hecho eco de la muerte de uno de los personajes más conocidos de la astronomía e historia de la ciencia, yo personalmente me quedo con la frase de "Mientras hayan libros de historia, Neil Armstrong seguirá vivo para todos nosotros".

Una biografía de grande... Aún sigo pensando en lo que supondrá una pérdida como esta, ya que recientemente, hasta se ofreció a tripular una misión a Marte... un hombre que, hasta en su situación, quiso seguir aportando a la ciencia y a la astronomía más alegrías.

En fin, una pérdida muy grande, esperamos que os haya gustado esta biografía de un grande de la ciencia. No olvidéis comentar por nuestro sistema de comentarios o por nuestro sistema de reacciones.

Mañana más, queridos lectores.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal