15 de julio de 2014

Las Pléyades en la mitología centroamericana y sudamericana

Ayer lo comentaba en No Sólo Sputnik, y parece ser que os gustó bastante, así que también lo dejaré por aquí: Las Pléyades en la mitología centroamericana y sudamericana: sus nombres, sus significados y su función en cada cultura.


Las Pléyades según los incas.
Los incas creyeron a este cúmulo ‘la madre del firmamento’, por lo que las apodaron ‘Collca’, que significa ‘Depósito de Alimentos’, dado que las Pléyades están ausentes durante exactamente el mismo tiempo que transcurre entre la época de cosecha y la de siembra (época de almacenar el alimento).



Las Pléyades según los aztecas.
Los aztecas llamaron a las Pléyades ‘Tianquiztli’, que significa ‘El Mercado’, dado que consideraban que este cúmulo era una gran aglomeración de estrellas, similar a la que se producía en los mercados de sus ciudades. También basaban el comienzo y el final de los ciclos de su calendario en la posición que el cúmulo tuviese en el cielo nocturno.



Las Pléyades según los mayas.
Los Mayas llamaron a las Pléyades por su forma ‘Tzab-ek’ o ‘Cola de Serpiente de Cascabel’, aunque también las llamaban ‘Siete Hermanas’, por los miembros visibles a simple vista que las forman. Ellos creían que eran el lugar de origen de su cultura y por ello basaron su calendario civil Haab en el ciclo anual del cúmulo y orientaron hacia este gran parte de sus construcciones.


Cuanto menos, curioso. Las Pléyades siempre han sido uno de mis objetos de cielo profundo favoritos, no sólo por su tono y su belleza, sino por la sensación que transmiten, de serenidad y de inherente misterio. No es de extrañar que así lo creyesen también las antiguas civilizaciones. Espero que esta breve entrada mitológica os haya gustado. Buenas tardes, España, buenos días, América.