2 de octubre de 2013

La NASA apaga sus luces

Pues sí, no leen mal. Esto que les comunico es lo que un astrónomo y amante de la ciencia en general jamás querría oír, pero la NASA prácticamente ha desaparecido. No sabemos si definitivamente o si las cosas se arreglarán, pero la NASA está públicamente cerrada.


El 30 de septiembre nada hacía presagiar a la NASA lo que estaba por acontecer. Todo iba sobre ruedas: la actividad en las redes sociales, la continuidad de las misiones, el intercambio de datos de éstas, sus apariciones públicas, el desempeño de sus trabajadores... Incluso se mostraban felices porque apenas faltaba 1 día para que cumplieran su 55º (quincuagésimo quinto) cumpleaños. Lo que no sabía es cuán diferentes pueden ser las cosas para todos en un día.


El 1 de octubre, parece ser que el acuerdo entre ambas partes del gobierno de los Estados Unidos (republicanos y demócratas) sobre el presupuesto anual no se realizó. Había una total discrepancia entre ambos bandos y por ende, se procedió a prescindir de los funcionarios públicos "innecesarios", es decir, los que no estaban implicados en actividades importantes a nivel estatal o de cuyo cargo se podría prescindir sin notar falta alguna. Esta decisión afectaba a ¡17.701 de los 18.250 empleados de la NASA! Es decir, pasó de 18.250 trabajadores en activo a apenas 549, que son los necesarios para cubrir las actividades mínimas de esta institución, y aún así éstas se verán interrumpidas y fueron los llamados por el gobierno a su trabajo. El resto fue notificado de su dispensabilidad.



Ese mismo día, en todas las redes sociales y medios en que la NASA estaba presente, se procedió a comunicar el cese de las actividades en todo perfil (de publicaciones, de intercambio de datos y de interacción con los usuarios) y a "abandonarlas", ya que no hay personal. Con ellos también se fueron funcionarios de centros, parques e instituciones del estado etiquetados de "prescindibles", y por lo tanto han visto inminente su cierre. En la NASA, se ha clausurado el APOD y están en peligro tanto la transmisión de datos del Curiosity como la comunicación con el robot marciano Curiosity.


Ajenos a todos estos trágicos sucesos, se encuentran a miles de kilómetros dos astronautas de la NASA, orbitando alrededor de la Tierra en la ISS, y el robot Curiosity, en medio de otro planeta, por lo que se ha dejado a los trabajadores justos para que lleven a cabo las tareas mínimas de mantenimiento de esta institución, aunque Obama ha indicado que no se garantiza que haya interrupción en los datos de todas las misiones que se encuentran bajo la responsabilidad de la misma, y que mantienen los servicios mínimos, un paso por encima del cierre y además anuncia que se han PARALIZADO todas las misiones y lanzamientos de satélites que tenían pendientes en el futuro.

No se sabe si se volverá a la normalidad y sobre todo, cuándo. Esperemos que sea algo reversible y pronto la NASA vuelva a estar operativa más que nunca y todos los cientos de miles de trabajadores de diversos centros clausurados, vuelvan a su actividad laboral. Sin duda una enorme pérdida a nivel científico y sobre todo, cultural que nadie jamás pensaría que ocurriría.

Espero que les haya gustado esta pequeña noticia informativa. Cualquier duda o comentario sobre esta decisión gubernamental, pueden enviar un comentario aquí o en las mismas redes sociales.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal